Deportes de aventura para niños

Actividades para niños aventureros

Los deportes de aventura también son para los más pequeños. No tienes por qué renunciar a tus fines de semana en plena naturaleza practicando actividades de aventura porque tus pequeños también puede participar de la experiencia. Lógicamente, las actividades a realizar deberán adecuarse a la edad de los niños, pero hoy en día existe una amplia oferta de ocio para toda la familia

Si te gustan las actividades de aventura, estar en contacto con la naturaleza y disfrutar del deporte o si tus niños han salido aventureros, tenemos algunas ideas para dar rienda suelta a toda la energía sin correr ningún riesgo. Estos son algunos de los deportes de aventura más apropiados para los niños según su edad.

Deportes de aventura para niños

Niño escala rocas

1. Multiaventura. No hace falta que los niños vayan a un campamento para disfrutar de la aventura porque hoy en día están muy de moda los parques multiaventura. Son lugares donde los más pequeños pueden disfrutar de tirolinas, saltos, escalada y otras actividades reguladas por edades y con la presencia de monitores especializados para garantizar su seguridad.

2. Senderismo. Los deportes de aventura no son lo mismo que los deportes de riesgo. El senderismo puede convertirse en toda una aventura para toda la familia incluyendo a los más pequeños. Los niños podrán liberar toda la energía acumulada y descubrirán cosas nuevas en cada ruta.

3. Paseos a caballo. En caballo o en pony, según la edad del niño, los paseos a caballo suponen una de las experiencias más sorprendentes para los más pequeños. La cercanía con el caballo les despertará el amor y el respeto por los animales, uno de esos valores que aprenderán para toda la vida.

4. Mushing. Aunque este deporte no es muy conocido y no se puede practicar en todas las épocas del año, es una de las actividades que más gustan a pequeños y grandes y que no entiende de edad. El mushing consiste en transitar por la nieve en trineos tirados por perros. Una experiencia única que tus hijos no olvidarán jamás.

5. Surf. Para los amantes del mar más que del campo, el surf es una de las mejores opciones. Ya que otros deportes acuáticos, por ejemplo el buceo, requieren cierta edad para empezar a practicarlos, los más pequeños puede empezar a saborear las olas, una actividad que, bajo supervisión, se puede realizar a partir de los 5 años.

6. Deportes de riesgo. Kayak, rafting o barranquismo también son deportes que se pueden practicar adaptados a los más pequeños con el mínimo riesgo. Si os gustan este tipo de deportes y queréis disfrutar de ellos con los más pequeños, es fundamental que busquéis a los mejores profesionales. 

7. Escalada. Con las debidas medidas de seguridad y adaptando las vías, hasta los más pequeños pueden empezar a disfrutar de la escalada, una actividad que fomenta el esfuerzo y el espíritu de superación. 

Laura Vélez. Colaboradora de Guiainfantil.com