5 ideas para entretener a los niños en un restaurante

Cinco maneras de mantener entretenidos a los niños cuando estamos en un restaurante

En ocasiones nos vemos obligados a comer fuera de casa en restaurantes que no están pensados para niños. En esas ocasiones debemos encontrar la forma de mantener a los niños entretenidos por su bien, por el nuestro y por el de los demás comensales.

Y es que es difícil que un niño inquieto mantenga la calma en un lugar como un restaurante donde los tiempos a veces se hacen demasiado largos. Pero es nuestra responsabilidad hacer que nuestros hijos sepan comportarse en todas la situaciones sociales.

Cómo entretener a los niños en un restaurante

NIño mira su comida

Últimamente está cobrando auge cierta niñofobia en algunos espacios públicos como cafeterías, hoteles, restaurantes y hasta transportes. Pero la niñofobia no la provocan los niños, sino los padres que descuidan la atención de esos niños cuando están en sociedad. Por eso hemos buscado algunas ideas para mantener entretenidos a los niños.

1. Conversación. Muchas veces los niños se aburren y se portan mal porque se ven excluidos de la conversación de los adultos. Lo ideal es implicar a los niños en los temas de conversación que salgan durante la estancia en el restaurante.

2. Juegos. Si la espera en el restaurante se hace larga, se puede recurrir a los típicos juegos como pedirles que mencionen todos los alimentos que sepan por la letra A, por ejemplo e ir completando el alfabeto hasta que llegue la comida. El juego del 'Veo veo' es un recurso infalible para cualquier situación.

3. Dibujos. No está de más llevar siempre una pequeña libreta con lápices de colores para que los niños se entretengan con una de las actividades que más les gustan: dibujar y colorear. Si además les pedimos que el dibujo tenga relación con el momento, pondrán todos sus sentidos en la tarea.

4. Cuentos. La tradición de contar cuentos en familia no debería perderse porque estimula la creatividad de los niños. Contarles o un cuento o inventar un cuento entre todos, es una buena forma de que se mantengan ocupados.

5. Consola. Como último recurso, si todo lo anterior falla y los niños se están comportando mal en el restaurante, podemos acudir a la consola o al teléfono móvil, algo que mantendrá su atención de inmediato y hasta que acabe la comida.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com