Juegos de mesa de azar para niños

Juegos infantiles de entretenimiento y azar

Para esos días en los que no podemos salir a jugar al aire libre, reivindicamos los beneficios de los juegos de mesa tradicionales. Tal vez así consigamos arrancar a nuestros hijos de las garras de la televisión o del ordenador. Los juegos de azar son los mejores juguetes para que la familia entera se divierta.

Beneficios de los juegos de azar para niños

Niño juega al parchís

La mayoría de los juegos de mesa comparten algunas características como la estrategia, la suerte, la concentración o la competición. Por eso encontramos muchos beneficios para los niños en estos juegos de azar en lo que además de desarrollar ciertas habilidades infantiles, también promueven la diversión en familia o en equipo.

Los juegos de azar son juegos dinámicos en los que los niños comparten los momentos más divertidos con otros niños o con su familia. Así se fomentan las relaciones de amistad o los vínculos familiares. Pero lo que más nos gusta de estos juegos de mesa es que proporcionan a nuestros niños uno de sus Derechos Fundamentales, que es el derecho al juego y a la diversión.

5 juegos de azar para niños

- El bingo. El juego de azar por excelencia. A niños y mayores les encanta jugar al bingo, un juego en donde bolas numeradas dan vueltas en un bombo (o bien se meten en una bolsa). Cada participante tiene un cartón con una serie de números divididos en líneas. A la vez que se van sacando números del bombo o la bolsa, se dicen en alto. La persona que tenga ese número en su cartón, lo tacha. El primero que completa o tacha todos los números del cartón, gana. 

- La Isla Prohibida. En este juego prima la cooperación a la competición, lo que siempre resulta de provecho para los niños. Se puede jugar en familia y es de los juegos de mesa más divertidos porque consiste en ir realizando acciones y pruebas para evitar que la isla se hunda.

- El juego de la Oca. Uno de los juegos tradicionales que más éxito tienen entre pequeños y mayores es el juego de la oca. Y tiro porque me toca, las instrucciones son sencillas en este tablero super divertido en el que el propósito es llegar el primero a la casilla final.

- El Parchís. De nuevo un juego de los siempre que nunca pasa de moda. La mayoría de los niños se inician en los juegos de mesa de la mano del Parchís, con cuatro jugadores, cuatro colores y un recorrido en el tablero en el que hay que tratar de comerse las fichas de los demás y llegar a casa cuanto antes. Una versión más sencilla de este juego es el Ludo, que también cuenta con muchos adeptos entre el público infantil.

- Escaleras y serpientes. Con una dinámica parecida al juego de la Oca, este juego lleva muchas generaciones acompañando a las familias. Sus divertidas ilustraciones están consiguiendo que hoy se convierta en un juguete vintage dispuesto a ser revitalizado para las actividades en familia.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com