Juegos de mesa infantiles de estrategia

Cómo potenciar la capacidad deductiva de los niños mediante el juego

Como no siempre se puede salir a jugar al aire libre y como no queremos que nuestros niños se pasen la tarde enganchados a la consola o al ordenador, nos hemos propuesto buscar una alternativa de ocio divertida y capaz de contribuir al desarrollo intelectual de los niños. La hemos encontrado en los juegos de mesa.

Los juegos de mesa para niños son de diversos tipos. Hay juegos de azar, juegos de cartas, juegos de concentración, juegos de creatividad y también juegos de estrategia donde los niños pueden desarrollar su inteligencia mientras ejercen uno de sus Derechos Fundamentales que es la diversión.

Beneficios de los juegos de estrategia para niños

Niño mueve pieza ajedrez

Los juguetes son una buena herramienta para estimular el desarrollo intelectual de los niños. Los juegos de estrategia son ideales para que los niños practiquen su capacidad deductiva, el razonamiento lógico y aprendan a conseguir objetivos a través de planes elaborados. Además, este tipo de juegos enseñan a los niños cómo resolver problemas, una capacidad muy valiosa que les será de gran ayuda en su vida adulta.

Tampoco podemos olvidarnos en ningún momento del factor lúdico de los juegos de mesa. Una cosa es que aprovechemos el juego para desarrollar ciertas habilidades de los niños y otra cosa es que nos alejemos del objetivo fundamental de los juegos de mesa de estrategia, que es la diversión. Hemos seleccionado los juegos de estrategia con los que más disfrutan los niños.

6 juegos de estrategia para niños

1. Colonos de Catán. Es uno de los juegos de mesa más divertidos donde intervienen el azar y la estrategia. El objetivo del juego es colonizar un reino ficticio a base de negociaciones, estrategias, propuestas y un toque de suerte.

2. Carcassone. Al contrario que la mayoría de los juegos de estrategia donde el objetivo es conquistar territorios, este juego no tiene un tablero, sino que se va formando con losetas a medida que avanza la conquista. 

3. Risk. En este caso se trata de una misión con altas miras, nada más y nada menos que conquistar el mundo a base de una elaborada estrategia. Hay que ir conquistando territorios mientras se van eliminando jugadores, y al mismo tiempo los niños van aprendiendo geografía de una forma muy divertida.

4. Ajedrez. Jugar al ajedrez es una de las actividades que más potencian el desarrollo intelectual de un niño. Si la estrategia que requiere este juego resulta demasiado complicada para la edad, siempre se puede optar por un juego más sencillo, las Damas, pero que comparte el mismo objetivo.

5. Conecta 4. Es otro de los juegos de mesa tradicionales que se juega a dos. Un cara a cara tratando de colocar las 4 fichas del mismo color en horizontal, vertical o diagonal mientras se lucha por impedir que el contrincante lo consiga antes.

6. El Monopoly o el Palé. Juego de estrategia en donde los niños deberán ir comprando calles o tiendas y lugares, administrándose bien el dinero. Podrán aumentar el valor de sus posesiones construyendo casas y hoteles. Fantástico para repasar con ellos las matemáticas.  

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com