Juegos de mesa que ayudan al niño a ser más sociable

Juegos infantiles que fomentan las relaciones sociales entre niños

Jugar es uno de los Derechos del Niño que debemos preservar, pero eso no quiere decir que no debamos gestionar el tiempo de ocio de los más pequeños. Hemos encontrado en los juegos de mesa el mejor modo de mantenerlos alejados del ordenador o de la televisión durante toda la tarde.

Los juegos de mesa tienen múltiples beneficios para los niños. Algunos de ellos estimulan su creatividad, otros su inteligencia, otros su capacidad de estrategia y la mayoría fomentan las relaciones sociales entre los niños. Pero todos ellos tienen una cosa en común y es que todos proporcionan la diversión que nuestros hijos necesitan.

Cómo mejoran los juegos de mesa las relaciones de los niños

Niños juegan

Que el juego es uno de los elementos indispensables para un desarrollo saludable de los niños es algo que ya tenemos claro. Pero además podemos encontrar muchos beneficios en los juegos de mesa tradicionales dirigidos hacia su carácter. Los niños tímidos o los niños más extrovertidos, todos ellos se unen en igualdad de condiciones alrededor de un juego de mesa.

Es cierto que algunos juegos de mesa tienen mucho potencial para fomentar valores como la amistad y la cooperación y que crean más fácilmente lazos de unión entre los niños. Por eso hemos seleccionado algunos de esos juegos que ayudan a los niños a ser más sociables.

5 juegos de mesa para que los niños sean más sociables

1. Pictionary. Este juego es ideal para fomentar el carácter sociable de los niños, aunque también interviene la creatividad y el ingenio. Es un juego por equipos que consiste en dibujar lo que está escrito en una tarjeta mientras el otro equipo trata de adivinar a qué se refiere.

2. Gestos. Es muy sencillo, el clásico juego de mímica que ayuda al niño a 'soltarse' y ganar confianza en sí mismo. Se apuntan palabras en una serie de hojas. Pueden ser películas de dibujos, profesiones... uno de los participantes coge al azar una palabra y tiene que representarla mediante gestos. No puede hablar. Los demás, tendrán que adivinarla. 

3. Jungle Speed. Es un juego de cartas con estética tribal en el que se incluye hasta un tótem donde se fomentan las relaciones entre los niños a través de unas intrucciones dinámicas y super divertidas. Las cartas se reparten entre los jugadores y se van descubriendo lo más rápido posible hasta que aparecen dos cartas iguales que es cuando los dos jugadores tratan de coger el tótem que está en el centro. 

4. Augustus. Este juego es de los más originales juegos de mesa porque se trata de un tradicional bingo rediseñado con aires históricos. Los jugadores compiten por mantener el control de las diferentes provincias del Imperio Romano en un ambiente divertido en el que se promueve el gusto por la Historia.

5. Party. Si hay un juego de mesa que trabaje por las relaciones sociales entre sus jugadores ese es el Party, uno de los más demandados por niños y por adultos. Es un juego multipruebas en donde se pone a prueba el ingenio, la habilidad, la cultura y también el azar. Imprescindible para todas las familias.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com