Juegos para niños en la piscina

A qué jugar con los niños en la piscina

Ahora que llega el buen tiempo, las piscinas empiezan a llenarse de usuarios de todas las edades. A los niños les encanta jugar en el agua y además es una actividad que comparte ocio y ejercicio físico. Pero como siempre que tenemos niños en el agua, hay que estar vigilando.

Para poder aprovechar las vacaciones y la temporada de verano de forma satisfactoria es necesario acudir a una piscina que cumpla todos los requisitos de seguridad para niños. Es muy importante que nuestros pequeños no corran riesgos innecesarios para poder centrarse únicamente en la diversión de los juegos en la piscina.

Juegos para niños en la piscina

Niño juega en el agua

Son muchos los beneficios de la natación para niños y cuanto antes aprendan a nadar, más disfrutarán de los juegos en el agua y más tranquilidad tendremos los padres en cuanto a su seguridad. En el mar o en la piscina, las posibilidades de juegos son muchas y todas ellas se combinan con las ventajas de mantenerse activos y practicar ejercicio físico.

Si la diversión es un Derecho para los niños, el ejercicio físico es una necesidad y ambos se combinan en estos juegos en la piscina que los niños disfrutan como nadie. La combinación piscina, niños y verano es seguramente la más exitosa para disfrutar de las mejores vacaciones. Pero, ¿a qué pueden jugar los niños en la piscina?

5 juegos con los niños en la piscina

1. Relevos. Es un juego típico de las piscinas y de las clases de natación. La forma de organizar los relevos dependerá de la edad de los niños, de su resistencia y de su velocidad. Es la mejor manera de que los niños sigan haciendo ejercicio físico mientras juegan.

2. Estatuas. Lo ideal para este juego en la piscina es que un adulto se coloque de pie en la piscina con las piernas abiertas a modo de coloso de Rodas. Los niños se divertirán a lo grande pasando rápidamente entre las piernas de la estatua humana.

3. Buscar el tesoro. No hace falta saber practicar el submarinismo para lanzarse un momento al fondo de la piscina a buscar algunos objetos previamente depositados allí. Ganará el niño que más tesoros consiga o el que más rápido lo haga.

4. Waterpolo. Aunque el waterpolo es un deporte, también es un juego con el que los niños disfrutan. Sin necesidad de conocer el reglamento de este deporte, se pueden formar dos equipos de niños tratando de meter goles y pasarán un día de piscina inolvidable.

5. Saltos. Para los pequeños nadadores más expertos un concurso de saltos es el juego ideal en el que se divierten y siguen practicando la natación. Veamos quién salta más lejos en la piscina.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com