Puntos y cajas. Juego de lápiz y papel para niños

Juegos infantiles tradicionales y fáciles

Teresa GuerraRedactora de GuiaInfantil.com

Los juegos clásicos son los que mejor funcionan entre los niños, no sólo porque su contenido educativo los hace ideales para los padres, sino porque resultan tan sencillos que podemos jugar en cualquier momento, sólo con lápiz y papel.

Es el caso del juego 'unir los puntos' o 'conecta los puntos', también llamado 'puntos y cajas' o 'timbiriche'. Este juego no sólo sirve para que los niños desarrollen la psicomotricidad fina, también cuenta con otras ventajas para su desarrollo intelectual.

Cómo jugar a 'Puntos y cajas' con los niños

Juego para conectar los puntos 

Edad recomendada: A partir de 8 años

Jugadores: 2 o más

Cómo se juega: Sobre un papel se dibujan siete filas de puntos verticales y otras tantas horizontales. Los jugadores, por turnos, irán dibujando rayas verticales y horizontales para conectar dos puntos adyacentes que aún no hayan sido unidos. Cuando uno de los jugadores hace un trazo que cierra un grupo de cuatro puntos (formando una "caja") coloca su inicial en el interior. 

Cuando se terminen los puntos para conectar y todas las cajas estén cerradas, se procede a contar cuántas cajas llevan la inicial de cada jugador, que obtiene un punto por cada una. Gana el que más puntos consiga.

Se puede aumentar la dificultad del juego o adaptarlo para más jugadores ampliando el número de filas de puntos.

Beneficios para los niños: Es ideal para fortalecer la psicomotricidad fina, ya que requiere de precisión para hacer los trazos. También es una buena forma de ayudar a los niños a elaborar estrategias, pensando a largo plazo sobre la mejor forma de conseguir las cajas, estimulando su atención y concentración.