Beneficios de la flauta para los niños

Ventajas físicas y emocionales para los niños al tocar la flauta

La música ofrece innumerables ventajas a los niños desde que están dentro de la tripa de su mamá. Según los expertos cuanto antes comiencen a relacionarse con el entorno musical mejor para estimular su desarrollo intelectual, sensorial, emocional y también físico. 

En edades tempranas se puede ir introduciendo en forma de juego relacionando la música y el movimiento y en torno a los 5 años los niños pueden empezar a utilizar por ejemplo la flauta, ideal como primer instrumento, ya que no pesa, es manejable a la hora de tocarla, se puede transportar con facilidad y su limpieza y mantenimiento es sencillo.

Ventajas cognitivas para los niños de tocar la flauta

Niñas con flauta

1. Mejora las habilidades cognitivas del niño ya que estimula su memoria.

2. Aumenta su cociente intelectual.

3. Desarrolla su capacidad matemática, ya que el niño tiene que contar notas y ritmos

4. Mejora su capacidad lectora y de comprensión.

5. Se incrementa la capacidad de concentración ya que tienen que pensar en la nota, su ritmo, su duración, y cómo interpretarla.

6. Tocar un instrumento ayuda también al niño a mejorar su entonación.

7. La interpretación de las partituras le beneficia a la hora de aprender otros idiomas.

Beneficios físicos de tocar la flauta en la infancia

- Tocar la flauta estimula las partes del cerebro que controlan las habilidades motoras, intelectuales, auditivas, sensoriales y del habla. Además mejora la coordinación y motricidad de los dedos-mano-ojo del niño al leer la partitura, traducirla e interpretarla en la flauta.

- El sistema respiratorio del niño también presenta una importante mejora ya que aprenden a expulsar el aire correcto e incrementan la oxigenación del organismo sin darse cuenta. Al tocar este instrumento el niño tonifica además sus pulmones.

- Tocar la flauta mejora también la inteligencia espacial del niño y contribuye a estimular su expresión corporal.

Benficios emocionales para el niño cuando toca la flauta

Pero la flauta no sólo aporta beneficios físicos a los niños. También emocionales

- Les ayuda a aumentar su sensibilidad artística.

Desarrollan empatía con los demás, ya que tienen que escucharse a sí mismos y a los demás.

Adquieren mayor responsabilidad y disciplina ya que requiere tiempo y esfuerzo para ensayar las partituras, y además tienen que cuidar del instrumento.

- Mejora su autoestima cuando ven su evolución.

Aumenta sus habilidades sociales y de equipo cuando tocan en grupo.

- Disminuye su miedo escénico.

Ayuda a los niños a aliviar tensión y estrés, resultando de gran ayuda por ejemplo en caso de trastornos como el autismo o la depresión.

Cristina González Hernando. Redactora de Guiainfantil.com