Ejercicios para trabajar ritmo y entonación con los niños

Cómo ejercitar el ritmo y la entonación con canciones infantiles

Yvette DelhomEducadora musical

La música viene ligada íntimamente al ritmo y la entonación. En la infancia cualquier estímulo musical beneficia a muchos aspectos del desarrollo cognitivo y emocional del niño.

Las canciones infantiles son imprescindibles para poder llevarlo a cabo. La música está intimamente relacionada con la adquisición del ritmo, además de contribuir a nivel cognitivo y emocional positivamente para el niño. 

Beneficios de trabajar el ritmo y la entonación del niño a través de la música

Bebés bailando

 Los principales beneficios de trabajar desde peque el ritmo y la entonación musical son :

- Aumenta su capacidad cognitiva al anticiparse a un movimiento o una acción musical

- Desarrolla la memoria visual y auditiva.

- Fortalece la capacidad psicomotriz.

- Aumenta la capacidades lingüísticas

Para contribuir a este proceso, los papás ayudaremos a nuestros pequeños con ejercicios muy sencillos a través de canciones infantiles.

Cómo trabajar ritmo y entonación con los niños mediante una canción

En toda Canción Infantil que se precie, el protagonista suele ser un animal,  un personaje característico o  nos cuenta una historia cotidiana y familiar en la que el niño pueda sentirse identificado e imaginar un mundo hecho a su medida. ¿Cómo debemos hacerlo?:

1. Imitaremos al personaje de la canción infantil, realizando movimientos similares y acompasándolos con la letra y melodía.

2. Intercambiaremos diferentes velocidades y ayudaremos al pequeño a regular esos movimientos con la pulsación exacta de la música. Podéis jugar con ellos a realizar estos movimientos, más rápido o más despacio, eso sí, siempre manteniendo una pulsación regular y constante.

3. Cantaremos la melodía principal de la canción infantil, interpretándola con los gestos y el significado  del texto.

En el siguiente ejercicio, lo plasmamos a través del Cuento Musical: Don Caracol y la Clave de Sol, una canción infantil muy apropiada dónde los niños se meten en el papel del caracol, representan las acciones de la letra de la canción y coordinan movimientos exactos al compás de la música.

Estos ejercicios se convierten en una aventura musical para ellos, dónde además, interviene la imaginación. Cantan, bailan y aprenden jugando ,con la música como protagonista. ¡Les encantará!