El cuento de Vicente. Poesía para niños

Poesía con rima para desarrollar la imaginación de los niños

Marisa Alonso SantamaríaPoetisa

Los cuentos son una herramienta esencial para ayudara  los niños a desarrollar la fantasía y la imaginación. Los niños son grandes soñadores y los cuentos, lugares en donde todo puede ocurrir, por extraño que parezca.

Esta poesía, 'El cuento de Vicente', habla precisamente de la fantasía y la imaginación que los niños consiguen descubrir entre las hojas de un libro. 

El cuento de Vicente, poesía sobre los cuentos y la fantasía de los niños

Niño con cuento y cerdo volador

Joaquín y Vicente

son  buenos amigos,

esta  tarde en casa

están  muy aburridos.

 

Para entretenerse

se  les ha ocurrido

inventar un cuento

que sea divertido.

 

Erase un niño que tenía un cerdito

dice Joaquín un poco bajito,

con una sonrosada piel,

siempre jugaba con él.

 

¡Este cerdo no es corriente!

dice enseguida Vicente,

¿no le ves esas manchitas?

es un cerdo diferente.

 

El niño pasea el cerdito

por las calles de Madrid

como si fuera un perrito...

¿Qué dices?, dice Joaquín.

 

¿Un cerdo por la ciudad?,

mejor que viva en la granja

rodeado de animales

gallinas y ovejas blancas.

 

Vicente le llama Tito

a este cerdo pequeñito.

Joaquín insiste muy terco.

¡Este no es nombre de cerdo!

 

Una niña mira a Tito

se queda muy sorprendida,

¡el cerdo lleva bufanda

y una chaqueta ceñida!

 

Lleva unas gafas de sol,

en las orejas pendientes,

¡qué para eso es un cuento!

ha respondido Vicente.

 

No me gusta la chaqueta,

no me gustan los pendientes,

mi cerdo va desnudito

como los cerdos corrientes.

 

Vicente un poco enfadado,

le ha contestado a Joaquín,

que en un cuento vale todo,

que lo bueno es divertir.

 

Que un cuento es imaginar,

es poner a un niño alas,

es que un mono baile rock

o que un loro cante baladas.

 

Que en un cuento hay que soñar,

que un cuento no es realidad,

que Tito es su cerdito

y pasea por la ciudad.

 

Joaquín se queda callado,

su amigo tiene razón,

en un cuento un cerdo vuela

o viste con camisón.

 

Y si Tito lleva gafas

y en las orejas pendientes,

todo lo ha escrito su amigo,

¡y este cuento es de Vicente!