Versos a mi madre. Poemas para el Día de la Madre

Poesías infantiles para las mamás

Bonita poesía para celebrar el Día de la Madre. Si quieres un regalo especial para felicitar a las mamás por su día, aquí tienes un poema infantil lleno de amor y de cariño que puedes recitar o escribir en una tarjeta.

En el Día de la Madre los niños demuestran su reconocimiento a todos estos cuidados desinteresados de las madres y que mejor manera que hacerlo con una poesía dedicado especialmente a ellas.  

Poesías para el Día de la Madre

Poemas madre 6

Para las mamás no hay fecha más especial que el Día de la Madre. Una ocasión única para disfrutar con nuestros bebés y niños de esta fiesta tan alegre. Celebra con los niños el Día de la Madre y conoce más sobre esta celebración.

Un bonito poema puede alegrar el día de las mamás, las que más cerca están de los niños desde el embarazo y que mantienen esa unión tan especial el resto de sus vidas. 

Es un verdadero placer el poder adentrarse en el mundo de los versos, de las rimas, de la expresión y del arte literario. La poesía ha sido escrita para ser leída, comprendida y meditada. Solo así se puede disfrutar verdaderamente del sentido y del juego de sus palabras y de su lenguaje

La poesía abre las puertas a los niños a un mundo de versos y rimas, donde prima la expresión, y donde los juegos de palabras y el lenguaje son los principales protagonistas. Aquí tienes una preciosa poesía, sacada de la letra de una canción de Julio Jaramillo, dedicada a las madres.

 

Versos a mi madre. Poema para las mamás 

Mi madre es un poema

de blanca cabellera,

que tiene a flor de labios

un gesto de perdón.

Cuando tras larga ausencia regreso

ella me espera,

me abraza como a un niño,

me besa con pasión.

Mi madre es pequeñita

igual que una violeta,

lo dulce esta en su alma,

el llanto en el adios.

Es dueña de mis sueños,

aunque no soy poeta,

los versos a mi madre

me los inspira Dios.

Que linda que es mi madre

que suerte es tenerla y

que dichoso al verla

feliz en el hogar

Radiante de alegría

al lado de sus hijos

cuidando sus nietitos

que santa que es mi madre,

Bendícela, si, bendícela Señor.

Mi madre es una rosa

de pétalos ajados

que guarda su perfume

muy junto al corazón.

Viviendo nuestra angustia

no se lo que ha llorado

por eso al mencionarla

me embargo de emoción.

Mi madre es como un cromo

de mágica paleta

Canción dolor ternura

de todo hay en su voz

Es dueña de mis sueños,

aunque no soy poeta,

los versos a mi madre

me los inspira Dios.

Que linda que es mi madre

que suerte es tenerla y

que dichoso al verla

feliz en el hogar.

 

Julio Jaramillo