5 trucos para aliviar el dolor de las contracciones

Cómo aliviar el dolor de las contracciones del parto

Julita FernándezMatrona

En clase de preparación al parto, explican a las gestantes y a las parejas, las fases del trabajo de parto y qué es lo que ocurre en el cuerpo de la mujer en cada una de ellas, avisándonos de aquellos signos que muestran que algo no va bien en el proceso.

Una de estas fases, el periodo de pródromos o latencia del parto es especialmente estresante para la pareja. Los pródromos de parto comprenden el periodo que comprende desde que se produce el primer cambio en el cuello del útero hasta que este tiene una dilatación de unos 3-4 cm, con contracciones efectivas.

La primera fease de contracciones de parto

Contracciones durante el embarazo

Esta fase tiene de particular que es un periodo que se realiza en casa, y que dependiendo de las características de la mujer, el número de partos previos… puede durar horas o incluso días. Lo más significativo de este periodo son las contracciones irregulares.  Las contracciones del parto comienzan siendo de baja intensidad y el tiempo entre ellas es variable. Pero la percepción del dolor depende más del umbral del dolor de la gestante más que de la intensidad de las contracciones. Así este periodo se puede hacer muy molesto.

Consejos para aliviar los dolores de las contracciones 

1. Una ducha de agua caliente: Es sabido que la inmersión en agua no es recomendable hasta que no estamos en fase de dilatación, pero una ducha caliente te ayudará a relajarte y disminuir las molestias.

2. Respira: Uno de los puntos que mostramos en preparación al nacimiento son técnicas respiratorias para el control del dolor. El haber practicado con frecuencia lo aprendido, será muy positivo, ya que así es más fácil que puedas 'entrar en la respiración' cuando venga el dolor, concentrándote al máximo en ella

3. Masaje: Si las molestias se concentran especialmente en la espalda, un masaje en la zona será una buena opción. Bien con la mano, con una pelota texturada, la estimulación táctil de la zona lumbar y sacra te resultará especialmente útil.

4. Movilización: Asegúrate de tener hinchada la pelota de partos. Te ayudará a mover la pelvis de manera amplia, pero en posición sentada, lo cual es más relajado. Dar pequeños botecitos suaves en la pelota durante la contracción, también alivia.

5. Calor: esto también está indicado para el dolor en la zona lumbar y sacra. Puedes calentar en el microondas una almohadita de semillas y aplicártela.

Consulta a tu matrona de referencia si tienes cualquier duda a la hora de aplicar cualquiera de estos métodos de alivio. Ella te proporcionará toda la información que necesites.