Cómo reconocer las contracciones de parto

Frecuencia y sensaciones con las contracciones de parto

Las contracciones van preparando al útero para que el bebé pueda salir. La descripción de una contracción varía de una mujer a otra y la sensación puede ser desde un calambre, hasta un dolor intenso pasando por una ligera molestia. No todas las contracciones son indicativo de que estás lista para el parto, porque a lo largo del embarazo seguramente ya habrás notado este tipo de molestias. Te preparamos para reconocer las contracciones del parto.

Reconocer las contracciones del parto

embarazada con contracciones

- La contracción de parto surge en la parte superior del útero y mediante ese movimiento se va empujando al bebé para que salga. El músculo uterino se tensa y se relaja, y la presión o el dolor pueden extenderse hasta la espalda.

- Las contracciones de parto son diferentes en cuanto a frecuencia e intensidad de esas otras contracciones conocidas como de Braxton Hicks que se inician generalmente al final del segundo trimestre del embarazo y que sirven para preparar el útero para el momento del parto.

- Cuando las contracciones son de parto, el abdomen experimenta una gran rigidez, así como tu tripa, que puedes notar cómo se tensa y se destensa. En este caso no se trata del movimiento del bebé, sino de las contracciones de parto que pueden dificultar considerablemente tus movimientos.

- Las contracciones de parto siguen un patrón de frecuencia, siendo cada vez más frecuentes según se acerca el momento del parto. Los intervalos son regulares y suelen empezar con una frecuencia de 20 minutos, reduciéndose paulatinamente hasta llegar a tener contracciones cada 5 minutos.

- Al mismo tiempo que se reduce el intervalo entre contracciones aumenta el dolor, que puede extenderse desde la parte superior del abdomen hasta el útero, incluyendo la zona lumbar

- La dilatación del útero es la característica principal de estas contracciones de parto, además de su intensidad. Pero para comprobar la dilatación, que debe ser de unos diez centímetros, debes ser examinada por un médico.

- Para ayudar a reconocer esas contracciones de parto puedes ir anotando la frecuencia de las mismas. Con eso ayudarás al médico a preparar mejor el parto.

- Si sientes contracciones y quieres acudir al hospital, no pasa nada porque finalmente sea una falsa alarma y aún no haya llegado el momento del parto. Lo principal es que tú te sientas segura.

Laura Velez. Redactora de GuiaInfantil