Cómo debemos cuidar la episiotomía

Molestias y cuidados de la episiotomía

Rita Salvador y Susana De la FlorMatronas

La episiotomía es un corte que el ginecólogo realiza en la zona del periné de la mujer en el momento de expulsivo del parto. El objetivo es facilitar el paso del bebé por la vagina y se debe realizar sólo en caso de necesidad. Al tratarse de una pequeña intervención quirúrgica, el ginecólogo coserá la herida con puntos que la mujer debe cuidar en los días posteriores. Pero ¿cómo se deben cuidar? 

La ginecóloga Rita Salvador, de Cummater, nos da algunos consejos para cuidar la herida de la episiotomía en casa y evitar de esta forma problemas a medio y largo plazo.

Los primeros cuidados de la episiotomía tras el parto

mujer con dolor de ovarios

La episiotomía genera una serie de molestias, ya que produce dolor, ardor y picor. Muchas mujeres encuentran problemas a la hora de sentarse. Es normal, ya que la episiotomía no deja de ser una herida que se debe limpiar y cuidar para evitar que se infecte. Pero, ¿cómo limpiamos la herida? La matrona Rita Salvador contesta a esta pregunta:

'Una episiotomía o un desgarro, los cuidados serían lavado con agua y jabón, diariamente, y en caso de que esa mujer tenga puntos en el exterior, se recomendaría, después de ir al baño a hacer de vientre, que se lave de manera adicional. Normalmente, si no es una incisión o herida muy grave, no requiere más que este tipo de cuidados'. 

Las complicaciones más frecuentes de la episiotomía

A pesar de los cuidados, la episiotomía puede presentar una serie de complicaciones. La principal es el dolor, aunque también pueden darse otro tipo de molestias a largo plazo:

'Las complicaciones más frecuentes de la episiotomía sobre todo es el dolor, de manera inmediata. Y a medio o largo plazo, algunas mujeres refieren molestias a la hora de iniciar relaciones sexuales o por ejemplo que exista un tejido cicatrizal que nos vaya a dificultar por ejemplo relaciones sexuales o futuros partos'. 

Siempre que haya puntos de sutura, el dolor inicial puede durar unos diez días. Una vez que los puntos se han reabsorbido, la mujer va a notar progresivamente más mejoría. Pero, ¿se puede hacer algo para evitar estas molestias?:

'A la hora de evitar los problemas a medio y largo plazo, las recomendaciones serían que una vez que la mujer deje de manchar, y ya haya pasado la fase de posparto, se recomienda intentar lubricar bien la zona cuando empezamos a tener relaciones sexuales. Incluso la utilización de productos cicatrizantes, como puede ser el aceite de almendras o el aceite de rosa de mosqueta en masajes para mejorar la elasticidad del tejido que ha sido dañado durante el parto'

Vídeo de cómo debemos cuidar la episiotomía