En qué casos se realiza una episiotomía

La episiotomía sólo debe realizarse en casos específicos

Rita Salvador y Susana De la FlorMatronas

La episiotomía es la intervención quirúrgica que más se realiza en los partos. Se trata de una práctica que se ha generalizado, cuando sólo debería realizarse en ocasiones muy específicas. La episiotomía es una incisión que se realiza en el momento de la fase expulsiva del parto en la zona del periné para ensanchar la vagina. La Organización Mundial de la Salud, recomienda que esta práctica se realice sólo en caso necesario. Pero, ¿a qué casos se refiere? La matrona Rita Salvador, nos responde.

Qué es una episiotomía

mujer puja en embarazo

El objetivo de la episiotomía es facilitar el paso del bebé por la vagina. Pero, ¿qué es exactamente la episiotomía? La matrona Rita Salvador contesta a esta pregunta: 

'Una episiotomía es una incisión quirúrgica que se hace en la parte del periné. La zona del periné es la parte que va desde la vagina hasta el ano. Es una parte del cuerpo de la mujer que más o menos tiene una longitud de unos 4 o 5 centímetros. Una episiotomía se hace básicamente para ayudar a salir al bebé en el momento del expulsivo'. 

Sin embargo, no siempre debería realizarse la episiotomía. Sobre todo, porque se trata de una intervención quirúrgica que llevará consigo problemas para la mujer.

Cuándo debe realizarse una episiotomía

Entonces, ¿cuándo debe hacerse una episiotomía? La matrona Rita Salvador, reconoce que este tipo de intervención tal vez se realice en más ocasiones de las que sería necesario. Estos son los supuestos en lo que sí estaría indicada una episiotomía

'Esto es muy variable. La tendencia y lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud y muchos profesionales, son que no se deben de hacer de forma rutinaria. Cada mujer es diferente, cada parto es diferente, y será necesario en momentos muy puntuales. Normalmente es en casos en que la persona que está atendiendo el parto, la matrona o el ginecólogo, vea que la salida del bebé va a producir un desgarro mucho más lesivo de lo que sería una episiotomía, o en caso en el qiue el bebé nos de indicios de sufrimiento fetal y veamos que no podemos dar tiempo al periné a que se discienda y salga sin necesidad de una episiotomía'

La episiotomía lleva consigo unos puntos de sutura que la mujer tendrá que cuidar y impiar a diario. De no ser así, puede originar complicaciones, como la infección de los puntos, un mayor dolor en la zona del periné, problemas con la cicatriz y dolores posteriores en las relaciones sexuales. 

Vídeo sobre cuándo se debe realizar una episiotomía