Qué es el parto de riñones

Tipos de partos y características

Julita FernándezMatrona

Al parto occipitoposterior se le conoce de forma coloquial como 'parto de riñones'. Es la más frecuente de las malposiciones en los bebés que están en posición cefálica. En ella, la cabeza del bebé en el canal de parto, caracterizada la parte posterior de se sitúa hacia el sacro o hacia la parte más  posterior de la pelvis.

Por qué se llama 'parto de riñones'

Madre con recién nacido

Al impedir el proceso normal de flexión de la pelvis, en el parto occipitoposterior, se alarga el periodo de dilatación y esto dificulta el parto vaginal. Y este tipo de partos pueden hacerse mucho más largos y cansados que los partos vaginales normales, y con mucho más dolor lumbar que la posición occípitoanterior (la parte posterior de la cabeza del bebé, se sitúa hacia la sínfisis del pubis o mitad anterior de la pelvis).

La sensación de pujar puede ser muy temprana, mucho antes del periodo expulsivo, por la sobrestimulación que produce esta malposición sobre los nervios sacros. Debido a esta molestia tan característica en la zona lumbar en estos partos, coloquialmente también se les conoce como 'partos de riñones'.

Consecuencias del parto de riñones 

La posición occípitoposterior en el momento del parto está relaciona con:

- Mayor necesidad de uso de oxitocina

- Mayor incidencia de infección

- Más partos instrumentales y cesáreas

- Más riesgo de desgarros importantes.

En lo que respecta al recién nacido, se relaciona con menores puntuaciones en el test de Apgar, menores cifras de ph al nacimiento, mayor número de ingresos en neonatología y mayor número de traumatismos obstétricos- relacionado con el aumento de los partos instrumentales en este tipo de presentación-.

Causas del parto de riñones en embarazadas 

Ete tipo de partos de riñones es mucho más frecuente en mujeres que no han tenido ningún parto previo. Además la analgesia epidural colocada en una fase temprana del parto favorece la aparición de esta presentación, debido a sus efectos sobre el suelo pélvico y la dinámica uterina entre otras características.

También las características de nuestra vida actual, más sedentaria, en la cual la mayoría de las mujeres realizan su trabajo sentadas y no practican suficiente deporte ( se calcula que un 70% de la población española no hace la cantidad de actividad física recomendada para mantener la salud) . Además de éstos se baraja la talla de la madre y el tipo de pelvis, antecedentes de otros partos con fetos que presentases esta misma malposición, bebés con peso estimado por encima de 4000 gr o demasiado pequeños ( por debajo de 2500gr).

En cambio, la movilidad de la gestante durante el trabajo de parto y las posiciones adoptadas, como por ejemplo, posiciones sobre manos y rodillas (cuadropenia) favorece la posición normal del bebé y la buena progresión del parto.