Cómo evitar la flacidez tras el parto

La preparación del cuerpo para no tener la piel flácida después de dar a luz

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Cuando estamos embarazadas, hay muchos aspectos que nos preocupan a nivel físico. Aunque por supuesto la prioridad es la salud y los cuidados del bebé, muchas futuras mamás piensan en cómo quedará su cuerpo tras los nueve meses de gestación. En un proceso de cambio tan fuerte como es un embarazo, es conveniente prepararnos para que el cuerpo cambie completamente. 

Algo que preocupa a muchas embarazadas y a mujeres que ya han dado a luz es la flacidez que puede aparecer en muchas zonas del cuerpo. Aprender a evitarla es fundamental para que recuperemos nuestra figura tras ser madres, pero hay esperanza cuando ya está presente. 

Qué hacer para evitar la flacidez tras el embarazo

Cómo quitar la flacidez tras el parto

Prevenir es mejor que curar, y si no queremos lamentar que ciertas zonas de nuestro cuerpo están flácidas cuando hayamos pasado por el proceso de dar a luz, es recomendable que sepamos qué hacer antes de nada. 

Para empezar, lo más adecuado es seguir una dieta equilibrada, algo fundamental cuando se espera un bebé, pero también importante en cuestiones físicas. Proteínas y aliados antioxidantes como verduras nos ayudarán a tener una piel firme, algo que no ocurrirá si abusamos de las grasas saturadas o nos abandonamos a comer lo que queramos. Lo mismo sucederá si no nos hidratamos como deberíamos, algo muy importante en el embarazo y en términos generales. 

Hacer ejercicio y caminar contribuye a que la dermis esté fuerte y elástica y la flacidez no aparezca por cambios bruscos de peso o por una vida sedentaria. 

Tratamientos que mejoran la flacidez tras el embarazo

Si aun llevando una dieta equilibrada y haciendo ejercicio regular no hemos podido deshacernos de la molesta flacidez, que no cunda el pánico. Existen tratamientos que ayudan a eliminarla y que hacen que podamos volver a presumir de la piel que teníamos antes del parto. 

- Láser de diodo: En un centro de estética, este tratamiento hace que las células se reconstruyan, así como el colágeno interior, lo que con varias sesiones el cuerpo puede recuperar su elasticidad y dejar atrás la flacidez del embarazo

- Mesoterapia: Este tratamiento consiste en un proceso de inyecciones en varias sesiones en las partes de nuestro cuerpo que tengan este problema estético, que se deben repetir para conseguir mejores resultados. 

- Terapia subdérmica: A través de una especie de rodillo, este tratamiento ayuda a que las zonas afectadas no tengan flacidez una vez que se complete el proceso, ya que sus movimientos hacen que las zonas afectadas no almacenen más grasas localizadas.