Gimnasia hipopresiva para perder abdomen tras el embarazo

Ejercicios para perder tripa después del parto

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Perder barriga, ese es el deseo de miles de mujeres que ven como su abdomen no vuelve a su sitio tras el embarazo. Sin embargo, hacer cien abdominales al día, correr 5 kilómetros o someterse a duras sesiones aeróbicas no es fácil, ni divertido,

Entonces, ¿cómo perder tripa? Entre los métodos que se consideran más efectivos está la gimnasia hipopresiva. Es un método más tranquilo, relajante y menos agotador que otros. Se puede practicar en casa y basta con ser constante para ver los resultados en unas semanas. Los expertos aseguran que se puede perder entre 2 y 10 centímetros de abdomen en 2 meses con este método.

Beneficios de la gimnasia hipopresiva en el posparto

Gimnasia hipopresiva para perder tripa

El principal beneficio es la reducción abdominal, pero además sus ejercicios ayudan a:

- Prevenir la incontinencia urinaria.

- Soluciona edemas en las piernas.

- Ayuda a no padecer lesiones musculares.

- Palía los dolores de cervicales o lumbares.

- Potencia la sensación de bienestar.

- Mejora las relaciones sexuales.

Cómo se practica la gimnasia hipopresiva

Existen hasta 150 ejercicios diferentes de gimnasia hipopresiva y varios niveles de dificultad. Los expertos recomiendan comenzar con un experto para conocer bien todas las técnicas y posturas. Posteriormente, se pueden realizar forma particular.

Puede parecer en un principio que esta gimnasia consiste en meter tripa tanto que hasta se marcan las costillas, pero su técnica es más compleja y está basada en realizar una serie de posturas acompañadas de unas respiraciones:

- Postura: Para poder realizarlos de forma correcta se ha de tener un perfecto control diafragmático. Hay varios tipos de posturas: de pie, de cúbito supino y a cuatro patas. En cada una de ellas se deberán colocar los brazos, cabeza y tronco de una determinada manera y realizar una apnea espiratoria.

- Respiración: Se trata de soltar todo el aire de los pulmones y realizar el acto de inspirar pero sin dejar entrar el aire. Este ejercicio genera una presión en el abdomen ya que la tripa se mete hacia dentro y las vísceras suben hacia la cavidad torácica. De esta manera se trabaja toda la faja abdominal y además también el suelo pélvico