Las cirugías más solicitadas después del parto

Recuperar la figura tras el embarazo es una de las preocupaciones de la mujer

Recuperar la figura tras el embarazo lleva tiempo y mucho esfuerzo. Como la llegada del bebé supone una auténtica revolución en la vida de la madre a todos los niveles, podemos encontrarnos sin tiempo para dedicarnos a nosotras mismas. Por eso, muchas mujeres optan por la cirugía estética para recuperar su figura tras el parto.

Los cambios físicos que se van produciendo a lo largo del embarazo dejan una serie de secuelas en el cuerpo de la mujer, así como el momento del parto. No es fácil que el cuerpo recupere su figura habitual, por eso la cirugía estética puede ser una buena solución para sentirte a gusto contigo misma y en tu papel de madre. Estas son las cirugías más demandadas tras el parto.

Cirugías más comunes tras el parto

Cirugías tras el parto

1- La abdominoplastia es una de las cirugías más demandadas tras el embarazo. Consiste en eliminar o reducir el exceso de piel y las estrías, perfilar la cintura y recolocar los músculos del abdomen. 

2- La mamopexia tiene como objetivo el levantamiento de los pechos, reafirmando la piel, eliminando la flacidez y elevando el pezón y la areola. Muchas veces, esta cirugía va acompañada o bien de un aumento de los senos o bien de una reducción.

3- La mamoplastia transabdominal recupera la forma del abdomen y en la misma cirugía se colocan implantes mamarios, mejorando así considerablemente la figura de la madre.

4- La lipoescultura es una de las cirugías más solicitadas y no solo por las mujeres que quieren recuperar la figura tras el parto. Consiste en extraer grasa de unas zonas del cuerpo como de los muslos, el abdomen o la cintura para inyectarla en senos y glúteos y moldear el cuerpo con un resultado muy logrado.

Cuándo se puede hacer cirugías

La decisión de pasar por el quirófano con fines estéticos después del parto depende de cada mujer, pero hay algunas recomendaciones a tener en cuenta antes de tomar esa decisión. La mayoría de las cirugías debe esperar entre seis meses y un año después del parto y también hay que tener en cuenta el periodo de lactancia materna.

De la misma forma, algunas cirugías reconstructivas no se recomiendan hasta que la mujer haya decidido no tener más hijos, ya que con un nuevo embarazo, los efectos de la cirugía serían anulados. Y en cualquier caso, aunque la cirugía plástica se acerque a resultados milagrosos, no excluye la práctica del ejercicio físico tras el parto.

Laura Sanchez