Remedios caseros para eliminar ojeras en el posparto

Trucos para terminar con las ojeras después de dar a luz

En el posparto, el cansancio puede dar lugar a cambios físicos en la madre. Después de haber dado a luz, las ojeras pueden aparecer a causa del cansancio, los cambios hormonales o la actividad frenética de la nueva vida después del parto. 

Estas molestias son de lo más normales, puesto que las horas de sueño se reducen, las ocupaciones con el bebé crecen y también se viven episodios de estrés. En Guiainfantil.com encontramos las soluciones a las ojeras después de ser mamá. 

5 trucos para eliminar las ojeras después del embarazo

Eliminar ojeras en el posparto

1. Hidratación: Lo más importante para que los ojos estén en perfecto estado es que tengan una buena hidratación. Estos niveles hidratantes pueden conseguirse con cremas, que se aplican tanto de día como de noche, pero también ingiriendo líquidos. Las ojeras y bolsas son resultado de una retención de líquidos lógica tras el parto, unida a la falta de descanso. Por eso, además de las cremas es muy importante beber al menos dos litros de agua cada día para que la piel esté hidratada y sana. 

2. Pepino: Las propiedades refrescantes del pepino para la piel contribuyen a que las ojeras puedan desaparecer progresivamente. Es necesario aplicarlo en rodajas sobre los ojos después de haberlo metido durante unos minutos en el congelador. Hay que cortarlo en rodajas finas y ponerlo suavemente sobre los ojos cerrados durante unos quince minutos mientras estamos tumbadas. 

3. Manzanilla fría: Otro truco casero muy útil para eliminar las ojeras en el posparto es el que tiene que ver con la manzanilla. Es cuestión de prepararla con agua templada, y después dejarla enfriar durante unos minutos, para poder aplicarla sobre los ojos con la ayuda de un algodón. Las propiedades curativas y antiinflamatorias de la manzanilla consiguen reestablecer el equilibrio en la piel de los ojos cuando se aplica durante unos minutos por la mañana, para poder reducir el color oscuro de la piel.

4. Crema de manzana: Una pasta o puré de manzana puede convertirse en una mascarilla perfecta para eliminar poco a poco las ojeras en el posparto. Es necesario hervirlas a fuego lento hasta que queden blandas, y después pasarlas por la batidora con un chorrito de leche. Una vez que tengamos la pasta, hay que aplicarla en la zona de debajo de los ojos durante unos minutos para que vaya eliminándose el color. 

5. Hielo en un paño: Para bajar la hinchazón y color oscuro de las ojeras, aplicar frío es la mejor opción para descongestionar la zona. Al igual que cuando nos hemos dado un golpe y la zona afectada ha quedado inflamada, podemos meter hielo en un paño o pañuelo para aplicarlo en el foco de dolor. Con diez minutos es suficiente para aplicar frío en cada ojo y que las ojeras vayan desapareciendo poco a poco.