Trucos para la flacidez de vientre tras el parto

Consejos para recuperar la figura después de dar a luz

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Durante el embarazo, el lógico crecimiento del abdomen genera que la piel se estire y se vuelva mucho más elástica para albergar al bebé. Esto suele conllevar una flacidez de la zona del vientre en el posparto que es difícil de eliminar, al menos durante las primeras semanas.

Muchas mamás quieren volver a tener una barriga firme después de dar a luz, y esto es posible gracias a remedios caseros. En Guiainfantil.com descubrimos los mejores trucos para decir adiós a la flacidez de vientre después del nacimiento del bebé. 

5 remedios para la flacidez de barriga tras el parto

Recuperar el vientre firme tras el parto

1. Dieta equilibrada. Para volver a conseguir tener un vientre plano después de dar a luz, el ejercicio y los tratamientos de belleza no lo son todo, ni mucho menos. Es muy importante mantener una dieta sana y equilibrada, con productos y alimentos que sean naturales y variados y ayuden a no retener líquidos y a estimular los músculos abdominales. Algunos de los alimentos estrella en la dieta son las verduras de hoja verde, las proteínas de la carne y el pescado, las legumbres o las hortalizas. 

2. Agua contra la retención de líquidos. Mucha parte de culpa de la flacidez del vientre después del parto recae en la retención de líquidos que conlleva un embarazo. Para terminar con ella tanto en la propia gestación como en el posparto es necesario beber mucha agua, ya que el líquido que se ingiere ayuda a bajar la hinchazón general del cuerpo, y concretamente la del vientre. 

3. Abdominales hipopresivos. Estos ejercicios son la opción estrella de las mamás recientes para recuperar la tonificación del abdomen después de dar a luz. Esta actividad es ideal para las mujeres que acaban de tener un bebé, porque a través de la respiración y las posturas adecuadas se puede conseguir que los abdominales vuelvan a su lugar tras el parto. 

4. Hidratación de la piel. Para recuperar la tonificación de los músculos del abdomen es necesario hidratar en profundidad la zona en cuestión. Por eso, para terminar con la flacidez hay que cuidarse mucho en cuestión de agentes externos para que la piel vuelva a estar fuerte y elástica. También las mascarillas caseras son ideales para volver a activar la dermis en el posparto y que la flacidez se reduzca. 

5. Caminar diariamente. Aunque es recomendable volver a hacer ejercicio regular pasada la cuarentena, no sólo para recuperar la figura tras el el embarazo, sino también para estimular la resistencia y la elasticidad, caminar también es muy relevante para el abdomen. La flacidez del vientre puede combatirse andando diariamente una media de veinte minutos, ya que de esta manera se combate la retención de líquidos que afecta a las piernas pero también a la barriga. Además, el propio movimiento de caminar cada día potenciando el abdomen con la respiración hará que se consiga más fácilmente endurecer la zona en cuestión.