Cambios en el deseo sexual de la mujer tras el parto

Cómo cambia el deseo sexual de la mujer en el postparto

Sara Cañamero de LeónMatrona

El periodo después del nacimiento del bebé suele ser un poco difícil en cuanto a sexualidad se refiere. Muchas mujeres sienten reducido a la mínima expresión el deseo sexual, de hecho muchas dicen no pensar para nada en ello.

Este sentimiento puede durar meses, y  podemos encontrar causas hormonales, de agotamiento, psicológicas, de organización ... o simplemente, no encontrar el momento.

Causas de bajo deseo sexual de la mujer tras el parto

Pareja con niño en la cama

- El cansancio físico: El impulso sexual de la mujer tiene que competir con la abrumadora fatiga que resulta de cuidar a un recién nacido, que requiere nuestra atención las 24 horas del día, y sobre todo requiere mucho contacto físico. Sumado a las pocas horas de sueño, el poco tiempo que nos podemos dedicar a nosotras mismas (para arreglarnos, vernos y sentirnos bien…)

Los bebés son agotadores: requieren atención las 24 horas del día y mucho contacto físico; esto puede desgastarte física y emocionalmente. Cuando por fin tienes un momento para ti misma, podrías necesitar un descanso del contacto físico intenso, y esto hace que el sexo ocupe un lugar bajo en la lista de prioridades. 

- Cambios hormonales: Debemos de tener en cuenta que el cuerpo se está recuperando de los cambios importantes sufridos durante el embarazo y el parto (o cesárea); ocurren cambios hormonales que pueden causar desequilibrios emocionales.

- Miedo al dolor: Otro de los miedos que afectan a la mujer es que el coito sea doloroso y, para muchas mujeres, los primeros encuentros sexuales después del parto son incómodos. Algo importante que nos gusta recordar a las mujeres es que las relaciones íntimas no se reducen al coito, que durante esta época tan especial de cambios, los besos, las caricias y los abrazos pueden ser muy satisfactorios y reconfortantes para las parejas.

Es importante señalar, que ante molestias de suelo pélvico es muy recomendable que la mujer acuda a un especialista en suelo pélvico (matrona o fisioterapeuta) para que valoren, la correcta cicatrización de la sutura (en el caso de que haya habido desgarro o episiotomía), ya que muchas veces es la causa de coitos dolorosos; que afectan al deseo sexual.

Afortunadamente, para la mayoría de las mujeres esta reducción del deseo sexual es temporal. Con tiempo y paciencia, tanto ella como su pareja pueden reconstruir una relación sexual satisfactoria.