Cuidados y revisión médica en el posparto

Visitas a la matrona después del parto para realizar un control médico tras el embarazo

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Durante todo el embarazo has llevado un control tanto de tu salud prenatal, como del estado y buen desarrollo del bebé, sin embargo, una vez que has dado a luz no habrá terminado tu contacto con el ginecólogo y la matrona. Te realizarán un seguimiento y revisión posparto para valorar tu estado de salud y solucionar posibles complicaciones que hayan surgido después del parto.

Visita médica después del embarazo

Revisiones médicas en el posparto

Probablemente tendrás que acudir entre 10 y 15 días después del parto a ver a tu matrona o ginecólogo quien llevará un control y seguimiento para valorar tu estado de salud. Los cuidados posparto son fundamentales y éstas son las pruebas que te realizarán.

- Exploración del fondo uterino: para valorar cómo está retrocediendo y volviendo a su posición inicial antes de que comenzara el embarazo

- Revisión del perineo: comprobarción del estado de la episotomía en caso de que te la hayan practicado o de la incisión quirúrjica si sufriste una cesárea

- Exploración de las mamas: en este control posparto te verán las mamas para valorar si se está realizando la lactancia materna correctamente y descartar posibles complicaciones

- Lactancia materna: te dará más información y podrás solucionar todas las dudas que te hayan surgido en estos primeros días de vida del bebé. El personal sanitario valorará si tienes demasiada tensión en las mamas o te orientará para mejorar la postura del bebé en las tomas si padeces las molestas grietas.

Segunda visita médica en el posparto

Generalmente hay una segunda visita médica después del parto, cuando ya ha terminado la cuarentena, para revisar tu estado de salud y darte pautas sobre los cuidados posparto. En esta ocasión, el ginecólogo o matrona te realizarán:

- un tacto vaginal para comprobar la altura y el tamaño del útero para valorar cómo está retornando a su volumen y posición anteriores al embarazo.

- una citología descartará posibles infecciones 

- explocación del suelo pélvico para comprobar si puede haber presencia de incontinencia urinaria.

- si sigues con la lactancia materna, control de las mamas para descartar posibles complicaciones como la mastitis.

- te informará sobre los métodos anticonceptivos para poder reanudar tu vida sexual.

- cualquier duda que te surja será solventada en esta visita y control posparto

- comprobación del estado de la episotomía

Finalmente te preguntará por tu estado físico general, para poder prescribirte vitaminas o algún reconstituyente si te sientes demasiado cansada y sin fuerzas. La cuarentena o puerperio puede causar un bajo nivel de hemoglobina y por tanto, anemia, por lo que es posible que tengas que seguir tomando un suplemento de hierro en el posparto.

En cualquier caso, habrás de acudir al hospital o consultorio antes de estas visitas si tienes fiebre superior a 38º, las pérdidas de sangre o loquios propios de la cuarentena tienen mal olor, la herida de la episotomía está caliente, tienes pus en los pezones o el pecho con mucha tensión, hinchazón y dolor intenso.