Emociones negativas de algunas madres hacia sus bebés

Cuando la madre siente un sentimiento de rechazo hacia el recién nacido

Sonia Gómez MartínezPsicóloga

Cuando una mujer se convierte en madre, se realizan muchos de sus sueños y anhelos. Muchas de tus ilusiones y alegrías son cumplidas gracias a ese pequeño bebe que tienes en tus brazos. Estás a punto de vivir una de las aventuras más importantes de tu vida. Y como buena aventura vas a vivir y a sentir muchas más cosas de las que en un primer momento te podías imaginar.

Pero de pronto has dejado de ser tú, de estar centrada solamente en ti y en tus necesidades, para estar centrada en las necesidades de ese pequeño e indefenso ser, que depende para todo de ti. Te necesita para que le alimentes¸ te necesita para que le calmes cuando llora¸ te necesita para que le des calor¸ para que le lleves al médico¸ para que le duermas. Tu bebe depende absolutamente para todo de ti. Y comienza la angustia.

Los primeros sentimientos de rechazo hacia el bebé

Madre agobiada con bebé en cuna

Esa demanda continua de tu bebe estos primeros meses¸ ese no parar de mañanas, tardes, noches. Ese continuo cuidar y atender a tu bebe  durante 24 horas al día, 7 días a la semana. Este cubrir de manera permanente las necesidades de tu bebe¸ dejando apartada las tuyas puede provocar sentimientos de frustración¸ irritabilidad¸ mal humor¸ ansiedad¸ estrés¸ sentirte desbordada por tu bebe¸ sin fuerzas¸ incluso pueden aparecer sentimientos ocasionales de rechazo hacia tu bebe.  Agravada esta situación por los múltiples despertares nocturnos que impiden un adecuado descanso.

Qué hacer cuando aparecen estos sentimientos

- Lo primero y más importante no criticarte¸ no juzgarte por tener estos sentimientos. Igual que sientes un profundo amor por tu bebe¸ también pueden aparecer estos sentimientos de ansiedad¸ frustración¸ estrés¸ rechazo.

- Otro aspecto muy importante¸ es aceptarlos como parte de este proceso de crianza de tu bebe. Así te será más fácil que igual que llegan se vayan y te puedas centrar en todos los sentimientos positivos que te provoca tu bebe.

- Es importante también que puedas hablar con tu pareja o con alguna amiga de confianza y madre de estos sentimientos¸ que los puedas expresar y te sientas igual de querida con estos sentimientos que sin ellos. 

- Debes encontrar un espacio donde cuidar de tus necesidades¸ encontrar un momento al día en los que puedas hacer algo que te guste, te relaje¸ te divierta. Es importante que sientas que puedes descansar porque tu pareja o algún familiar se hará cargo del  bebe y que en esos momentos de descanso puedas coger fuerzas para seguir cuidando de tu bebe. 

Si estos sentimientos se agravan o se vuelven mas profundos, sientes una ansiedad constante que no se te va en ningún momentos, estás mucho más triste de lo normal, con ganas de llorar frecuentemente, estas apática y deprimida o sientes que tienes fuertes sentimientos de rechazo a tu bebe o  que no puedes ni mirarlo, ni cogerlo, podemos estar hablando de una depresión post- parto, en la que influyen otros aspectos y en los que es necesarios que puedas acudir a un profesional para ayudarte a resolverlo y superarlo.