El papel de la matrona en el posparto

El papel de la matrona en la salud de la mamá

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Es muy común que la mujer se informe, lea, pregunte e investigue sobre todo lo relativo a las diferentes etapas del embarazo y el parto a lo largo de su gestación. Sin embargo, cuando el bebé ha nacido y llega el momento de volver a casa, a la madre le asaltan un millón de dudas en torno a la lactancia, la recuperación física o los cuidados del bebé. Es entonces cuando puede recurrir, igual que hizo durante el embarazo, a la matrona, una figura fundamental para ayudar a la madre en el posparto.         

¿Cómo ayuda la matrona a las mamás después del parto?

La matrona en el posparto

Se tiende a pensar que el papel más importante de la matrona está en el proceso del parto, sin embargo, su área de actuación es más amplia. Y es que esta figura presta atención integral durante todo el ciclo vital de la mujer y en todas sus fases: salud reproductiva, climaterio y sexualidad.

La matrona, cuyo papel está reconocido por la Organización Mundial de la Salud y la Confederación Internacional de Matronas, se ocupa de la salud de la mujer en el embarazo, parto y posparto. Además, tiene como función ayudar a la regulación de la fecundidad con métodos anticonceptivos, asesoración en planificación familiar, atención en la menopausia o todo lo relativo a la salud reproductiva.  

Y, en concreto, tiene una función fundamental una vez la mamá ha dado a luz para la recuperación de madre e hijo:

- A los 10 o 15 días después del parto, realiza la exploración de la mamá y el bebé y establece un plan de cuidados para ella y su recién nacido. Valora el peso del bebé o el estado del cordón umbilical. En cuanto a la mamá, comprueba el sangrado y su estado de salud general.

- Ofrece asesoramiento para una correcta reciperación física y emocional en el posparto.

- Aclara las dudas más frecuentes que surgen a la madre en estos momentos.

- En el caso concreto de la lactancia, la figura de la matrona es de gran importancia. Y es que en muchas ocasiones, el cansancio, el dolor o las circunstancias del entorno familiar o dificultan el proceso de aprendizaje y suelen ser causantes del abandono de la lactancia. La orientación de la matrona y sus recomendaciones son fundamentales para una buena lactancia. Dejarse aconsejar por ella o consultarle cualquier complicación que pueda surgir es muy importante para una correcta lactancia materna.

- Una vez ha terminado la cuarentena, la matrona explora el suelo pélvico y valora su estado.

Fuente: FAME (Federación de Asociaciones de Matronas de España) y Laboratorios SALVAT