Congestión pélvica tras el embarazo

Qué es la congestión pélvica y por qué se produce tras la gestación

Julita FernándezMatrona

Durante el embarazo, en el cuerpo de la mujer se producen grandes modificaciones, en la gran mayoría de aparatos y sistemas. Uno de los más llamativos son los cambios circulatorios. Ellos conllevan que se produzca un gran aumento de flujo sanguíneo a los órganos reproductores y a la zona genital, para permitir no sólo el crecimiento y desarrollo del futuro bebé sino también preparar a dichas estructuras para el momento del parto. 

Debido a esto, los vasos que se ocupan de dicha irrigación de la sangre, en ocasiones quedan dilatados, produciendo un cuadro de insuficiencia venosa. Entonces es cuando se produce la congestión pélvica.

Síntomas de la congestión pélvica en el posparto

Mujer con dolor de ovarios

Entre lo síntomas que lleva asociados dicho problema, encontramos:

- Pesadez abdominal, o pélvica

- Dolor abdominal o perineal

- Reglas abundantes y/o dolorosas.

- Muy frecuente es también la sensación de 'peso' en el abdomen

- Problemas en las relaciones sexuales, sobre todo color tras el coito, que suele aparecer el las primeras 24 horas tras el mismo.

Diagnóstico y tratamiento de  la congestión pélvica

Mediante una cuidadosa revisión médica. La palpación dolorosa de ciertos puntos en el abdomen, cambios en el cuello uterino como puede ser dolor al movilizarlo y un aspecto edematoso, o la presencia de varices vulgares, entre otros pueden orientarnos sobre este síndrome.

Existen varias alternativas para tratarlo, fundamentalmente tratamiento farmacológico y el tratamiento quirúrgico, que parece arrojar mejores resultados sobre todo a largo plazo. En el se trata de disminuir el flujo sanguíneo a la zona, mediante la ligadura/obliteración de algunos de los vasos que más flujo aportan a la zona.

¿Tienes dudas? Consulta a tu matrona, ella podrá asesorarte sobre éste y otros temas de tu salud sexual y reproductiva.