Cómo evitar los atropellos a niños

Consejos para prevenir los atropellos infantiles

Los atropellos a peatones son uno de los accidentes de tráfico más frecuentes. Y las personas mayores y los niños son las principales víctimas de estos atropellos que en la mayoría de los casos se podrían evitar. Por eso insistimos en la necesidad de proporcionar a los niños una buena educación vial.

Pero no nos engañemos, porque evitar los atropellos infantiles debe ser una responsabilidad compartida por las instituciones públicas, los centros educativos, los conductores y los padres. Especial atención merecen las inmediaciones de los centros educativos y de los parques infantiles, ya que son los lugares donde más atropellos a niños se producen.

Recomendaciones a conductores para evitar los atropellos infantiles

señal colegio cerca

1. No basta con cumplir la legalidad en materia de seguridad vial. Reduce la velocidad cuando te acerques a colegios o parques y mantén toda la atención en la conducción. Una distracción puede resultar fatal.

2. Presta especial cuidado cuando veas un autobús escolar parado, puede que los niños salgan de forma precipitada.

3. No estaciones en la acera, ni siquiera por un breve espacio de tiempo, porque obligas a los niños y demás peatones a invadir la calzada. Resulta extremadamente peligroso.

4. Aumenta las precauciones en los pasos de peatones cuando conduzcas con condiciones meteorológicas adversas, como lluvia o niebla y al caer la tarde.

5. Respeta los semáforos y la prioridad en los pasos de peatones, pero también mantente alerta ante posibles imprevistos. Un niño con el teléfono móvil o con los auriculares puestos es un auténtico peligro.

Recomendaciones a padres para evitar los atropellos infantiles

1. Enseña a tus hijos las nociones básicas de educación vial por su seguridad. Pero si quieres que los niños sigan las recomendaciones, no basta con indicar, también hay que predicar con el ejemplo.

2. Nunca cruces un paso de peatones con tus hijos sin mirar a ambos lados de la carretera. Aunque la prioridad es de los peatones, cruzar con prudencia es la mejor forma de evitar accidentes.

3. Por mucha prisa que tengas no cruces fuera de los pasos señalizados. Más vale llegar tarde al colegio que poner en peligro a los niños y echar por tierra toda la educación vial que les estás intentando inculcar.

4. Espera la llegada del autobús escolar en la acera, nunca en la calzada. Y procura que tus hijos se mantengan tranquilos durante la espera sin correr impulsivamente por la zona.

5. El teléfono móvil o llevar los auriculares resta atención a lo que pueda ocurrir en la carretera. No los utilices, especialmente si vas a acompañado de niños para que no imiten tu conducta.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com