Respuestas a algunas dudas sobre las alergias infantiles

Qué alimentos producen más alergia en los niños

Las alergias infantiles aumentan con los años. Existen muchísimos tipos de alergia: al polen. al sol, a los ácaros, a un alimento... Cada una de ellas desarrolla unos síntomas diferentes y necesita un tratamiento específico. 

María Niella, presidenta de Histasan, Asociación Madrileña de Alergias Alimentarias (España), responde a unas preguntas sobre dudas generales acerca del tema de las alergias infantiles.

Preguntas y respuestas sobre las alergias de los niños

Alergias a los alimentos

¿Qué cuidados deben tener los padres a la hora de comprar productos de alimentación a sus hijos?

Lo más difícil en el día a día del alérgico y sus familias es lo que parece más sencillo: eliminar de la dieta el alimento causante de la alergia. En la práctica, hay que evitar alergenos ocultos, especialmente en alimentos procesados, envasados y congelados. A veces, los padres nos volvemos locos para "interpretar" las etiquetas. La Ley de Etiquetado exige que aparezcan obligatoriamente en las etiquetas los siguientes 14 alergenos: leche, huevo, cereales, frutos de cascara, cacahuetes, pescado, moluscos, crustáceos, soja, apio, mostaza, sésamo, altramuces y sulfitos, pero no siempre aparecen como “leche o huevo”, sino con nombres difíciles de identificar o recordar (caseína, lisozima) o códigos imposibles (los números E-, por ejemplo). Además, hay que tener en cuenta que no sólo los productos alimenticios pueden contener alergenos, sino también los cosméticos, el material escolar y de manualidades, los medicamentos y otros productos de uso cotidiano. A todo esto hay que añadir que existen pocas marcas seguras, no disponibles en todos los puntos de venta habituales (supermercados, hipermercados, tiendas de barrio), a veces sólo en tiendas especializadas y con precios considerablemente más elevados que los homólogos para no alérgicos.

¿Los niños alérgicos están tan protegidos como los no-alérgicos cuando van a la guardería, colegios y comedores?
Respecto a los comedores escolares, la normativa en la Comunidad de Madrid prevé la existencia de menús adaptados a necesidades dietéticas específicas (intolerancias, alergias, trastornos metabólicos, etc.). Sin embargo, en la práctica, los alérgicos pueden ver rechazadas sus solicitudes porque el centro o la empresa adjudicataria del servicio alegan problemas organizativos o de otro tipo. Nos enfrentamos al desconocimiento de qué son las alergias a los alimentos por parte del personal docente y auxiliar de los centros educativos y cómo tratarlas, especialmente en casos de emergencia. La mayoría de las familias, ante la falta de seguridad, optan por no hacer uso del servicio de comedor, y tienen que aguantar situaciones claramente discriminatorias y poco integradoras (el niño alérgico come sólo en una mesa separada, o tiene que traer la tartera de casa). Muchas madres llegan a dejar de trabajar para poder dar de comer a sus hijos alérgicos en casa. Los momentos de mayor riesgo y que generan más estrés a las familias son las actividades extraescolarescampamentos y celebraciones varias (a menudo los alérgicos no toman parte en ellas). Como vemos nos enfrentamos no sólo a un problema médico, sino también social y pedagógico.
Actualmente, existe una nueva normativa de la Comunidad de Madrid, que indica la necesidad de un sistema de refrigeración y calentamiento (frigorífico y microondas) diferente y de uso exclusivo para alérgicos que traigan su comida de casa, en caso de que no se pueda garantizar la oferta de un menú adecuado a sus necesidades.

¿Qué dicen las últimas estadísticas sobre las alergias alimentarias?
En Europa, existen un 2 por ciento de adultos alérgicos a alimentos y hasta un 8 por ciento de niños, y de ellos el 65 por ciento están entre los 0 y los 5 años. En cuanto a la importancia del factor genético, se considera que si uno de los progenitores sufre algún tipo de alergia, sus hijos tienen un 45 por ciento de probabilidades de sufrirla también, y el porcentaje aumenta hasta el 75-80 por ciento en caso de que sean alérgicos ambos progenitores. Estos datos combinados nos hacen prever que la incidencia de las alergias en general y de las alergias alimentarias en concreto, podría alcanzar el 25 por ciento en una generación. De todas las reacciones alérgicas producidas por alimentos menos del 2 por ciento son muy graves (shock anafiláctico).

¿Qué alimentos provocan más casos de alergia?
En España, los alimentos que provocan más casos de alergias son, en niños, la leche, los huevos y en adultos las frutas (concretamente el melón y el melocotón) y los pescados y mariscos. En Europa, producen numerosas reacciones, las manzanas y el apio. En Estados Unidos, prevalece la alergia a cacahuetes y en Sudamérica a frutas como la piña. Por último, en cuanto a las cifras positivas, se llegan a superar mayoritariamente las alergias a la leche (en un 80 por ciento de los casos) algo menos al huevo (55 por ciento) y más raramente a pescado y frutas (15 por ciento).

Para más información:
Asociación Madrileña de Alergias Alimentarias HISTASAN
Email para contacto: [email protected]
Teléfono de atención: 91 331 38 99 (L, X, V de 12:00-14:00 h)