Cómo afectan los repelentes de insectos a los bebés

Cómo usar los insecticidas con bebés cerca de forma segura

Sara Cañamero de LeónMatrona

Con la presencia del calor, no sólo aumenta la temperatura, sino las posibilidades de ser 'atacado' por diferentes insectos, especialmente mosquitos, garrapatas, chinches, tábanos o incluso piojos.

Los padres tenemos una preocupación lógica acerca de la seguridad de los repelentes de insectos cuando hay bebés y niños pequeños en casa.

Tipos de repelentes y sus efectos en bebés

Repelente insectos

En el mercado existen muchos tipos de repelentes de insectos con la etiqueta de 'natural' o 'bio' y puede llevarnos a engaño, no todo lo natural puede usarse en niños muy pequeños, debido a que su absorción puede producir efectos adversos en bebés.

Los repelentes naturales, como puede ser la citronella o la esencia de eucalipto, funcionan bien como repelentes aunque no son tan potentes como los sintéticos; además debemos de aplicarlos de manera más continua, y varias veces para evitar picaduras en los tiempos de exposición.

Los repelentes sintéticos, no son tan malos como los pintan… Es verdad que llevan químicos, pero en los estudios a los que han sido sometidos los clasifican de seguros, ya que su absorción es mínima. Han demostrado una mayor eficacia frente a los naturales, y se precisa de menos aplicaciones para obtener una buena protección (punto a valorar para aquellos padres olvidadizos).

Qué repelente usar en función de la edad de nuestro hijo

- Menores de 2 meses: está contraindicado usar cualquier tipo de repelente, ya sea natural o químico. Podemos usar aceites esenciales, como el derivado de la citronella para ahuyentar a los bichos.

- Lactantes y menores de 2 años: En menores de dos años se suele desaconsejar el uso de repelentes sintéticos que contienen DEET (Relec, Autan) en España, donde la picadura de mosquito no transmite ninguna enfermedad grave; aunque si viajamos con niños a zonas endémicas, podríamos valorar su uso. Para estas edades existe una variedad de repelente químico seguro, que ha demostrado mayor eficacia que los repelentes naturales, que es aquel a base de IR3535 (Relec Infantil, por ejemplo).

- A partir de los 2 años: Además de poder usar los anteriores la OMS recomienda el uso de los repelentes a base de DEET a concentraciones del 20%.

- Durante el embarazo y lactancia: en principio no están contraindicados en este periodo, sin embargo se desaconseja su uso en el primer trimestre. Sin embargo, si no se va a viajar en este periodo a zonas de riesgo se puede usar un repelente a base de citronella.