Cómo evitar el contagio de herpes labial en los niños

Cómo afecta el herpes labial en la infancia y el embarazo

El herpes simple HSV1 o herpes labial es muy contagioso y aunque en los adultos no tiene mayores consecuencias ya que se manifiesta como una calentura, en los recién nacidos puede causar graves daños e incluso la muerte. Se transmite a través de la saliva y no tiene ninguna relación con el herpes vaginal

Alrededor del 85% de la población mundial está infectada y más de la mitad de ellos se ha contagiado en la infancia antes de los 6 años de edad. Una vez infectados, el virus queda latente en nuestro cuerpo y puede volver a brotar a lo largo de nuestra vida, ya que no se cura.

Síntomas de herpes labial en niños y embarazadas

Niño con herpes labial

El brote del herpes labial puede durar entre 7 y 15 días pero ¿cuáles son sus síntomas?:

- Comienza con una sensación de picor y quemazón en los labios.

- Aparecen unas pequeñas ampollas en la zona.

- Se rompen las ampollas y fluye líquido.

- Se forma una costra.

- La costra se cae sin dejar apenas marcas.

Es importante tener mucha precaución para evitar la propagación del contagio cuando el virus está en pleno brote.

5 medidas para evitar el contagio del herpes labial en niños y embarazadas

1. Lavarse las manos con jabón muy a menudo.

2. No tocarse la cara con las manos.

3. Lavar los juguetes y los objetos que toque el niño.

4. Evitar los besos.

5. No compartir vasos, cubiertos, toallas, botellas ni almohadas.

6. Aplicar protector solar labial.

Cómo afecta el herpes labial en los recién nacidos y en los niños

Si un recién nacido es contagiado con el herpes labial puede ser muy peligroso. Puede causarle infecciones como encefalitis o meningitis, y afectar al cerebro, pulmones e hígado, causando además úlceras en la piel y en los ojos y pudiendo provocar incluso su muerte.

El primer brote del herpes labial en los niños puede causar la enfermedad denominada estomatitis herpéticas lo que conlleva:

1. Fiebre alta.

2. Dolor de encías.

3. Babeo.

4. Dificultad para comer.

5. Ampollas en la boca, la lengua, las mejillas, el paladar y las encías.

Por qué las embarazadas son más propensas a tener brotes del herpes labial

Las bajadas del sistema inmunológico, los cambios hormonales, el estrés, la falta de descanso y las altas y las bajas temperaturas pueden desencadenar los brotes del herpes labial. Durante el embarazo se puede tratar con cremas antiherpéticas, siempre consultando a nuestro médico, y si el brote se produce una vez que nace el bebé es muy importante extremar las medidas de prevención para evitar contagiar a nuestro hijo. También se pueden aplicar algunos remedios para acortar su duración y evitar el contagio:

- Ante los primeros síntomas aplicar hielo y alcohol en la zona puede prevenir su desarrollo.

- Las cremas antiherpéticas o antivirales tópicos aplicadas 4 o 5 veces al día, antes de las 72 horas del brote, ayudan a acortar el proceso viral.

- Hay cremas que favorecen la cicatrización tras la explosión de la ampolla.

- Los parches ayudan a reducir el contagio.

- Los geles aislan la zona afectada para evitar que el virus se propague.

Cristina González Hernando. Redactora de Guiainfantil.com