Crisis asmáticas en niños. Entrevista a la Dra. Olga Cortés

Las crisis asmáticas de los niños: prevención, control y tratamientos

En España, uno de cada cinco niños asmáticos pierde seis o más días de clase debido a su enfermedad y, aproximadamente, el 3 por ciento de todos los menores de entre 9 y 12 años ha visitado los servicios de Urgencias por una crisis de asma.

Además, en los últimos años, se ha incrementado el número de niños de 6 años con esta patología. La pediatra Olga Cortés, del Grupo de Vías Respiratorias (GVR) de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) nos enseña a controlar una crisis asmática.

Las crisis asmáticas de los niños: control y tratamientos

Niña con mascarilla

¿Cómo debemos reaccionar padres e hijos ante una crisis asmática?
Lo más importante es reaccionar precozmente. Lo primero es saber reconocer los síntomas que están produciendo una crisis de asma, y lo segundo, iniciar el tratamiento lo antes posible. Primero, se debe revertir la obstrucción del flujo aéreo para disminuir la hipoxemia, que es la disminución de oxígeno en sangre. Esto es lo más peligroso porque disminuye el oxígeno en órganos importantes como el corazón o el cerebro. Para revertir la obstrucción del flujo aéreo, hay dos fármacos que utilizamos en el tratamiento de la crisis de asma que son los fármacos de rescate, los broncodilatadores beta-2-adrenérgicos de acción corta, y los corticoides orales. 

¿Cómo es el tratamiento para una crisis asmática?
Primero hay que reconocer una crisis de asma: tose bastante, tiene fatiga, pitos, tirantez en el pecho. ¿Qué tengo que hacer? Tengo que actuar inmediatamente, no puedo esperar. Empiezo con el tratamiento de rescate. Si no  mejora, debo acudir inmediatamente Urgencias.

¿Las crisis asmáticas de los niños se pueden prevenir?
Hay estímulos inespecíficos como puede ser el tabaco, que se debe evitar en los niños asmáticos. No se debe fumar en casa de un niño asmático. También se deben evitar otro tipo de humos que también son irritantes, por ejemplo, en la cocina que tenemos extractores y muchas veces no los ponemos. Evitar pinturas, productos de limpieza químicos y todo aquello que puede ser irritante para las vías aéreas.

Crisis asmática en los niños

¿Qué más puede ser irritante para las vías aéreas?

Por ejemplo, todos los alérgicos específicos por pruebas de alergia, como los pólenes. Evita ir a campos o jardines cuando están en periodo de máxima polinización. Si estamos hablando de una sensibilización a ácaros, hay que evitar que la habitación del niño tenga muchos peluches, cortinas o alfombras, porque ahí se acumula el polvo y los ácaros. Si estamos hablando de hongos, intentar que el domicilio sea seco, que no haya manchas de humedad en techos o paredes y que no haya humidificadores.

¿Y las mascotas?

Si hablamos de mascotas, lo ideal cuando se tiene un perro o un gato y el niño está sensibilizado es que el animal salga del domicilio familiar, pero esto a veces es imposible porque se han encariñado con el animal y no lo quieren sacar. Entonces, lo que hay que hacer es lavar al animal todas las semanas para que no suelte mucho pelo, retirar alfombras o moquetas donde se acumula el pelo y la caspa del animal, que es lo que da la alergia al niño

¿La alteración de los estados emocionales también desencadenar una crisis de asma en los niños?
Sí, es cierto. Las emociones que provocan reacciones corporales como la risa o el llanto, pueden desencadenar una crisis de asma o pueden empeorar una crisis ya existente. Es un estímulo inespecífico del broncoespasmo, disminuye el flujo aéreo y aparece la crisis de asma.

¿La dermatitis atópica es un desencadenan del asma?
Es un factor de riesgo importante, en niños pequeños menores de 3 años, que tienen crisis de broncoespasmos de repetición y de sibilancias de repetición. 

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com