La gingivitis en los niños

Los niños también pueden padecer de gingivitis

¿Sabias que los niños también tienen el riesgo de padecer de gingivitis? El sangrado de las encías tanto en niños como en adultos es un testigo que salta para anunciar que algo está pasando en el tejido de soporte de los dientes.

La principal causa de la aparición de problemas de encías o gingivitis en tempranas edades es la acumulación de la placa bacteriana sobre los dientes y encías, principalmente cuando no se tiene higiene dental. Si la placa no es eliminada, se produce una inflamación en la encía y a consecuencia de ella, la retracción de las mismas. Por eso es fundamental que los niños tengan buenos y adecuados hábitos de higiene dental.

niña en el dentista

Síntomas de la gingivitis infantil

Hay síntomas que no dejan dudas sobre la gingivitis en los niños. Un niño puede tener gingivitis cuando presenta:

- Inflamación y enrojecimiento de las encías
- Dolor en los dientes
- Sangrado al comer y al cepillarse los dientes
- Sensación de las encías se mueven y de que los dientes están separados
- Mal aliento
- Abscesos en las encías, en algunos casos

Para prevenir la gingivitis en los niños

Para prevenir la gingivitis en los niños, además de vigilar y enseñar a los niños a que tengan una buena higiene bucal, es fundamental que los padres lleven a sus hijos a una revisión odontológica periódica desde su nacimiento. La primera visita del niño al odontólogo debe ser entre el momento en que aparece el primer diente (5 a 8 meses) y el momento en que todos sus dientes primarios son visibles (antes de los 2 años y medio). Los niños que han sido acostumbrados a la limpieza de sus encías y al cepillado de sus dientes todos los días estarán más cómodos en las visitas al odontólogo.

Otras medidas preventivas básicas para ayudar al niño a tener una buena salud bucal es:

1- Establecer visitas regulares al dentista, para chequeos, evaluaciones y limpiezas.
2- Enseñar al niño a que siga una rutina habitual de cepillado de los dientes. A partir del año de nacido, el niño podrá usar una pequeña cantidad de pasta dental para limpiar los dientes.
3- Examinar y vigilar la boca del niño para observar si hay algún signo de alguna enfermedad periodontal como hinchazón, abscesos, enjorecimiento, mal aliento o sangrado.
4- Dar ejemplo. Si los padres practican buenos hábitos de salud oral, los hijos también lo harán.