Qué es un trasplante de médula ósea en niños

Cómo y cuándo se realiza un trasplante de médula ósea en niños

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Cuando pensamos en un trasplante de médula ósea, no solemos imaginar que muchas veces, es un niño quien lo necesita. Sin embargo, también ocurre entre los más pequeños, ya sea porque padecen algún tipo de cáncer como la leucemia, linfoma o mieloma; enfermedades como algún tipo de anemia, talasemia o síndrome de inmunodeficiencia; o porque un tratamiento de quimioterapia destruyó su médula ósea.

Los trasplantes de médula ósea en la infancia

Trasplante de médula ósea en niños

En el mundo, ya se han realizado más de un millón de trasplantes en niños y adultos. Gracias a la labor de los hospitales y asociaciones, ya hay 22 millones de donantes voluntarios y 500 000 unidades de sangre de cordón umbilical disponible. Y es que, la labor de difusión y concienciación de la sociedad sobre los trasplantes de médula es fundamental para poder ayudar a los enfermos que los necesitan.

Uno de los hospitales en los que se realizan este tipo de trasplantes es el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, en Madrid, exclusivamente pediátrico, donde ya se han realizado más de 800 trasplantes de médula ósea a bebés, niños y adolescentes.

En el hospital conocen la importancia de que la familia y el niño conozcan en todo momento el procedimiento que se va a realizar, por eso han llevado a cabo una excelente iniciativa.

El Hospital Niño Jesús, en colaboración con la Fundación Atresmedia han realizado un magnífico vídeo para explicar a los niños y a sus padres qué es y en qué consiste un trasplante de médula ósea.

Cómo explicar a un niño en 7 pasos qué es un trasplante de médula ósea

1. Cuando la médula ósea no funciona bien, hay que cambiarla por otra que sea capaz de fabricar células sanas.

2. Lo primero que hay que hacer es un tratamiendo con quimioterapia para eliminar las celas que no funcionan.

3. Los médicos han de buscar células sanas que se parecen a las tuyas, ya sea entre tus familiares, entre los bancos de donantes o incluso en ocasiones son células sanas de cordón umbilical. Las células se recogen con una máquina especial para poder hacer el trasplante.

4. También se pueden extraer las propias células con una máquina, se eliminan las que están enfermas y se vuelven a introducir sólo las buenas. Es como una trasfusión de sangre.

5. Durante el tiempo que dure el tratamiento, hay que estar aislado para evitar infecciones, llevar una buena higiene y seguir comiendo muy bien para ponerse fuerte.

6. Cuando la médula funciona bien, se acabó el aislamiento y... ¡podemos volver a casa!

7. Después sólo habrá que volver periódicamente al hospital para realizar algunas revisiones y tomar la medicación que recete el médico.

Vídeo sobre los trasplantes de médula ósea

 

Fuente: Hospital Universitario Infantil Niño Jesús