Cuándo llevar al niño a urgencias por enterovirus

Síntomas del enterovirus que nos indican que debemos llevar al niño a urgencias

Carlos CasabonaPediatra

El enterovirus es una enfermedad vírica que normalmente no conlleva demasiados problemas. Pero en ocasiones, los síntomas se complican. 

¿En qué momento debemos llevar al niño a urgencias de un hospital por esta enfermedad?

12 síntomas para llevar al niño a urgencias por enterovirus

NIño con médicos

Los síntomas de alerta por enterovirus en los niños son síntomas llamativos que generalmente se instauran de manera relativamente aguda en un niño febril y enfermo: 

1. Inestabilidad en la marcha (separar las piernas para no caer o ir 'de medio lado', como una persona borracha).

2. Temblores, sacudidas o movimientos extraños de las extremidades.

3. Estrabismo  (bizquear los ojos sea para dentro o que mire uno para un lado y otro hacia el otro) o movimientos rápidos de ambos ojos, sea en sentido horizontal o en sentido vertical (nistagmus) o cualquier otro movimiento extraño de los músculos oculares (por ejemplo, mirar hacia arriba fijamente o tener la mirada perdida). Si el niño comenta que ve doble también constituye un síntoma a consultar con urgencia.

4. Decaimiento general y/o somnolencia excesiva con dificultad para despertar al niño en un niño en el que normalmente no suele tener dificultades para ello (hay niños a los que verdaderamente les cuesta 'salir' de una siesta; por eso hay que conocer bien a nuestros hijos…pero ante cualquier duda, consulta).

5. Dificultad más o menos repentina para hablar o hacerlo de manera confusa y trabándose la lengua (disartria) en un niño que ya hablaba bien.

6. Dificultad para tragar con o sin babeo exagerado e irritabilidad. Esto puede suceder por afectación de los músculos de la faringe que controlan 'el tragar', ya que no les llega 'bien' la señal desde una parte importante del encéfalo que está afectada por el virus. Es bien diferente esta situación a la que sucede muy habitualmente en niños con 'anginas' en los que también hay fiebre y dificultad para tragar.

7. Falta de fuerza en las piernas de tal manera que el niño (que ya caminaba) cae hacia un lado o es incapaz de andar; la causa sería similar a la descrita en el punto anterior. Si el niño es pequeño y está cansado, puede ser difícil de valorar pero entonces hay que valorar otros síntomas como la fiebre, estado general,  etc.,  además de poder consultar al pediatra que seguro te ayudará en cualquier caso si hay dudas. La falta de fuerza también hay que considerarla en los brazos o en el tronco.

8. Dificultad para respirar instaurada de manera relativamente brusca (de hecho el enterovirus D68 es más conocido por atacar fundamentalmente al sistema respiratorio). En algunos casos, podría llamar la atención la dificultad para toser. En niños inmunodeprimidos, asmáticos o con enfermedades de corazón los cuadros de este tipo podrían resultar más graves, por lo que debemos de extremar aún más la vigilancia.

9. Alteraciones del ritmo cardíaco: taquicardia o bradicardia llamativas (aceleración o enlentecimiento brusco de los latidos del corazón) en un contexto febril (evidentemente que un niño sano dando saltos es normal que tenga taquicardia). También se han descrito cuadros con arritmias.

10. Dolor intenso de cabeza y/o rigidez de cuello (meningismo); con o sin vómitos repetidos y con o sin rechazo llamativo a la luz (fotofobia).

11. En niños con fiebre que aún no caminan, una irritabilidad intensa y manifiesta que no calma en brazos de la madre, también podría ser un síntoma preocupante. 

12. Desviación de la boca hacia un lado y  un ojo más cerrado que el otro (parálisis facial)

Estos síntomas no son exclusivos de la afectación por enterovirus que afecta al sistema nervioso, sino que también pueden suceder en otro tipo de patologías (entre otras, tumores cerebrales o traumatismos craneoencefálicos importantes). 

Bibliografía consultada: 

Tratado de Pediatría M Cruz, 2006

Enterovirus Infections of the Central Nervous System in Children (H. Rudolph H. Schroten febrero 2016)

Meningitis por enterovirus. Características epidemiológicas, clínicas y de laboratorio en una serie de 60 niños. (C. Pérez Méndeza)

Departament de Salut Generalitat de Catalunya