Hernia inguinal en bebés

Qué es y qué produce una hernia inguinal en bebés y niños

Viviana MarínRedactora de GuiaInfantil.com

Una de las cirugías más realizadas en los quirófanos pediátricos es la de las hernias inguinales. Entre un 1 y un 5 por ciento de niños las presentan, en el caso de los bebés las complicaciones son más graves por lo que el diagnóstico y la cirugía deben hacerse oportunamente. En los bebés prematuros es más común que se presente.

El tratamiento de una hernia inguinal es la cirugía. Mientras más rápido se opere a un bebé que presente esta condición, menos probabilidades tendrá de desarrollar algunas complicaciones.

Qué es una hernia inguinal infantil

Herniainguinal

La hernia inguinal se produce cuando un órgano abdominal, sale por la pared a través de un orificio y forma un bulto que se puede ver en la ingle o en el escroto. En los bebés de sexo masculino la hernia inguinal se forma durante la gestación cuando no se cierra el conducto por donde el testículo desciende desde el abdomen al escroto. En las niñas es la falta de cierre del conducto de los ovarios hasta la pelvis. En ambos casos así se forma el saco herniario y es allí donde se introduce parte del intestino lo que forma el bulto que se ve en la ingle, es decir la hernia inguinal. 

Cómo se identifica y por qué se debe operar al bebé

Puedes identificar un bulto pequeño que puede ser ovalado, del tamaño de un pulgar y que salta a la vista en la ingle de tu bebé, su abdomen o su escroto ante cualquier esfuerzo como llorar, toser, estornudar o cuando hace fuerza durante la deposición. Después del esfuerzo se puede retraer nuevamente y no ser visible. Es un bulto que no duele y es blando al tacto. Cuando identifiques el bulto no intentes empujarlo con tus dedos hacia adentro. Si tu bebé lo tiene debes llevarlo a su pediatra para una revisión pediátrica, cuanto antes.

Las hernias inguinales se complican en los bebés porque una parte del intestino delgado o la grasa del interior del abdomen se pueden atorar en la ingle y no regresar, o también las hernias se pueden “estrangular” cuando después de que el intestino ya se atoró en la ingle no pasa la sangre y el tejido se puede morir. En estos casos, tu bebé tendrá mucho dolor y lo manifestará a través de la irritabilidad, inflamación abdominal, fiebre y vómito y su atención deberá ser por urgencias pediátricas.

Por eso, Guiainfantil.com recomienda que ante una hernia inguinal se debe realizar una cirugía oportuna. Cuando no hay complicaciones esta intervención se hace por laparoscopia y dura menos de 2 horas, y se realiza de manera ambulatoria, es decir, que puedes regresar con tu bebé a casa el mismo día.

Al llegar al hogar podrás alimentar a tu bebé normalmente y lo debes observar porque si tiene de nuevo inflamación, fiebre, sangrado u otros síntomas o signos de complicación, deberá ser nuevamente atendido y revisado. Recuerda, ante la duda: consulta al pediatra de tu pequeño.