Hipotiroidismo en los niños. Cómo prevenir y tratar

Cómo se previne y se trata el hipotiroidismo durante la infancia

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Imaginemos que nos acaban de confirmar el diagnóstico: nuestro hijo tiene hipotiroidismo. Por eso apenas crecía, y le notábamos siempre fatigado. De ahí su ronquera y los constantes catarros de garganta. ¿Y ahora, qué?

Tratamiento del hipotiroidismo en niños

Niño con medicamento

Lo primero que hará el especialista endocrino es mandar a tu hijo un tratamiento hormonal. Los tratamientos de hipotiroidismo son hormonas tiroideas. El nombre es complicado (Levotiroxina Sódica sintética), pero su abreviatura es sencilla: LT4. Este medicamento hace la función de la hormona tiroidea defectuosa. 

Se trata de una dosis única diaria que se toma unos treinta minutos antes de la comida. La cantidad depende de la edad y peso del niño. Evidentemente, cuanto antes se comience con el tratamiento, antes se frenará la evolución del hipotiroidismo en los niños. De todas formas, el tratamiento farmacológico va unido a revisiones periódicas del especialista.

El hipotiroidismo no se cura. Pero sí se controlan los síntomas y se frena. Recuerda que es una enfermedad que precisa tratamiento de por vida. Es importante no interrumpir el tratamiento aunque desaparezcan los síntomas. Y cualquier tipo de cambio en la alimentación del niño hay que consultarla siempre con el especialista. Los alimentos ricos en fibra y soja, por ejemplo, disminuyen la capacidad de absorción del medicamento.

El hipotiroidismo favorece el aumento de peso. Por eso el pediatra te pedirá que vigiles la dieta del niño. Debe ser equilibrada y baja en grasa.

Cómo prevenir el hipotiroidismo infantil

La principal forma de prevenir cualquier enfermedad congénita en el bebé es cuidándose durante el embarazo. Durante la gestación es recomendable aumentar el consumo diario de yodo. Con gestos tan sencillos como cambiar la sal marina por sal yodada, estamos contribuyendo a prevenir la aparición de hipotiroidismo en el bebé por déficit de yodo. Sin embargo no siempre es suficiente. La mayoría de las veces, el hipotiroidismo en niños no puede prevenirse, pero sí detectarse a tiempo. En estos casos, el diagnóstico precoz es fundamental para empezar a tratarlo cuanto antes y evitar así posibles retrasos mentales y físicos del niño.