Homeopatía para los problemas de estómago de los niños

Tratamientos homeopáticos para los problemas estomacales

Los problemas estomacales son muy frecuentes en los niños y también en los bebés. Generalmente no revisten gravedad, pero conviene tratarlos cuanto antes para que no se conviertan en un problema crónico. Aquellos padres que buscan medicinas alternativas, encuentran en la homeopatía muchos tratamientos efectivos para los problemas estomacales infantiles.

La homeopatía ofrece una solución natural y sin efectos secundarios a muchas dolencias y también se recomienda para los más pequeños. Conviene siempre consultar con un profesional de la homeopatía para que encuentre el mejor remedio homeopático adecuado a cada caso particular.

Remedios homeopáticos para los problemas de estómago de los niños

Niño toma medicina

Son varios los problemas estomacales que aquejan a los más pequeños de la casa, desde los cólicos de los bebés hasta las gastroenteritis tan frecuentes en vacaciones. El estómago es una parte del organismo del niño que hay que cuidar y la homeopatía ofrece remedios para todos los tipos de problemas gastrointestinales infantiles.

Los cólicos de los bebés son el principal problema estomacal al que se enfrentan los padres. No revisten gravedad, pero ocasionan muchas molestias tanto al bebé como al resto de la familia y puede derivar en problemas de alimentación. La homeopatía ofrece para tratar los cólicos remedios como la Belladona, el Colocynthis o la Bryonia, dependiendo del tipo de cólico que presente.

Las diarreas y las gastroenteritis infantiles son otro de los problemas más frecuentes de los niños, especialmente en verano cuando las costumbres alimentarias se relajan, se come cualquier cosa y en cualquier lado y no se siguen las debidas precauciones con el estado de los alimentos. Para estos casos, la homeopatía ofrece el remedio de la Ipecacuanha, la Magnesia Carbonica, la Dulcamara o la Nux Vomica.

Cuándo tratar un problema estomacal con homeopatía

Algunos trastornos estomacales son comunes y no requieren un tratamiento prolongado. En cambio, otros problemas gastrointestinales necesitan ser tratados por el pediatra. Es el caso de las alergias alimentarias infantiles que, aunque la homeopatía también tiene remedios para estos casos como el Apis o el Poumo histamine, es preferible acudir a la medicina convencional.

Cualquier familia busca el tratamiento más efectivo y menos invasivo para sus hijos, por eso las medicinas alternativas como la homeopatía están experimentando un gran auge. Sin embargo, no debemos perder de vista que no todas las dolencias infantiles pueden ser tratadas con terapias naturales, por lo que es indispensable que los niños no se salten ninguna de las revisiones con el pediatra.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com