¿Por qué les sangra la nariz a los niños?

Causas, precauciones y remedios para acabar con la hemorragia nasal en los niños

Las hemorragias nasales son algo común en los niños entre 3 y 10 años, y en la mayoría de las ocasiones es un problema que cesa por si solo con el paso del tiempo. No suele ser una circunstancia que entrañe gravedad.

Si bien las hemorragias en las nariz pueden producirse por cualquier golpe, también pueden ser provocadas por diferentes tipos de alergia y por respirar un aire demasiado seco. Los climas secos tienden a resecar e irritar las mucosas nasales, algo que produce incomodidad y picor en el niño, quien al rascarse o intentar quitar la costra creada producirá la hemorragia nasal.

¿La hemorragia nasal en niños entraña gravedad?

Por qué a los niños les sangra la nariz

En un principio, si tenemos un hijo con hemorragias nasales no debería de revestir mayor problema, pero si el sangrado es muy continuo y se produce de una forma frecuente sería conveniente consultar con el pediatra para conocer de donde puede venir el problema.

Existen dos tipos de hemorragias nasales, la anterior y la posterior. La denominada anterior es la más frecuente en los niños y se produce en la parte delantera de la nariz, concretamente al romperse los vasos sanguíneos que recubren la nariz. La posterior se producen en la zona de atrás de la nariz, llegando incluso la sangre a bajar por la garganta, pero es muy extraño que este tipo de hemorragias se produzcan en niños.

Cómo prevenir las hemorragias nasales en los niños

No es difícil poner remedio a las hemorragias nasales en los niños y tomando alguna que otra precaución se conseguirá poner freno al problema.

Lo primero sería que el niño llevara siempre las uñas bien cortas, para evitar lesiones en los capilares de la nariz al hurgarse en ella. También debería de procurarse tener siempre la nariz del niño húmeda, bien utilizando una solución salina o manteniendo las orificios bien hidratados con crema o pomada.

Sí al niño se le reseca mucho la nariz se debería de controlar la humedad del aire que existe en casa y utilizar un humidificador de vapor frío para que no se produzcan hemorragias nasales.

¿Qué hacer ante una hemorragia nasal en un niño?

Ante todo se debe tener calma, pues aunque las hemorragias nasales son muy escandalosas, no se debe de generar un estado de alarma, pues eso pondrá más nervioso al niño.

Nunca incline la cabeza del niño hacia atrás, siempre ligeramente hacia adelante. Además se debe ejercer presión con un pañuelo, servilleta o papel en la parte delantera de la nariz durante diez minutos para cortar la hemorragia. Es importante que no se libere la presión antes de los diez minutos pues la hemorragia puede reanudarse.

Pese a lo que se pueda suponer, no es recomendable introducir papel, gasas o algodón en el interior de la nariz cuando se produce una hemorragia nasal, pues al secarse y luego retirarlo podría provocar de nuevo otra hemorragia.

Diego Fernández. Redactor de Guiainfantil.com