Trastorno bipolar en la infancia

Qué es el trastorno bipolar y cuáles son sus síntomas en la infancia

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

El trastorno bipolar infantil se suele desarrollar en adolescentes mayores y adultos jóvenes, aunque también puede aparecer en niños tan pequeños como en la edad de  seis años.

A veces los padres se dan cuenta de que su hijo tiene cambios extremos de comportamiento o que cambia de humor de una forma demasiado brusca. Quizá se den cuenta de que todo esto afecta al niño tanto en la escuela como en casa. Pero, ¿cómo saber si tu hijo tiene trastorno bipolar?

Qué es el trastorno bipolar en la infancia

Niña enfadada

El trastorno bipolar es una enfermedad grave que debe ser tratado por profesionales. También es conocida como una enfermedad maníaco-depresiva. Los niños con trastorno bipolar experimentan cambios de humor inusuales, a veces se sienten demasiado felices y son más activos de lo normal (episodios de manía), y otras veces se sienten muy tristes y decaídos, no están nada activos, esta fase se llama depresión.

El trastorno bipolar no es lo mismo que los altibajos normales que puede atravesar cada niño en su desarrollo normal, los síntomas del trastorno bipolar son mucho más potentes y fuertes que eso. La enfermedad puede hacer que sea difícil para el niño que pueda hacer una vida normal. Además, la enfermedad mental del trastorno bipolar puede ser peligrosa ya que algunos jóvenes intentan hacerse daño e incluso suicidarse. Pero los niños y niñas que están diagnosticados con trastorno bipolar deben recibir tratamiento ya que es una enfermedad que dura toda la vida, porque pueden manejar los síntomas y llevar una vida normal.

12 síntomas del trastorno bipolar en niños

Pero, ¿cuáles son los síntomas más destacables? Hay algunas señales que te pueden dar la voz de alarma para buscar ayuda profesional en el caso que sospeches que tu hijo tiene o puede tener trastorno bipolar. Tu hijo puede tener episodios maníacos, depresivos o mixtos. Los episodios pueden durar una semana, dos o más. Durante un episodio los síntomas se presentan todos los días la mayor parte del día. En estos episodios los estados de ánimo son intensos, los sentimientos fuertes y ocurren junto con cambios extremos de comportamiento y energía.

1. Está muy feliz y su forma de actuar es demasiado inusual.

2. Tiene mal genio.

3. Problemas para dormir pero no está cansado.

4. Problemas para concentrarse.

5. Habla de sexo demasiadas veces (sobre todo adolescentes).

6. Hace cosas arriesgadas sin ser consciente del peligro.

7. Síntomas en episodios depresivos. Tiene pensamientos relacionados con la muerte o el suicido.

8. Se queja mucho de dolores de cabeza, de estómago u otros.

9. Tiene mucho sueño y duermen demasiadas horas.

10. Se siente culpable sin motivo y se desvaloriza. 

11. No come apenas o come demasiado.

12. Tiene poca energía o no tiene interés en hacer actividades. 

Si crees que tu hijo encaja en este tipo de síntomas o piensas que podría estar padeciendo este trastorno, entonces, acude lo antes posible a un profesional para que pueda evaluar su salud mental.