Trucos para despejar la nariz taponada de los niños

Cómo descongestionar la nariz de nuestros hijos

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Los niños suelen sufrir muchas molestias a lo largo del día, y una muy común es el taponamiento de la nariz. Esta zona puede taponarse debido a los cambios bruscos de temperatura, a un proceso gripal que no se ha curado del todo, o a un ambiente extremadamente seco que necesita mayor humedad.

Para conseguir aliviar la molesta sensación de no poder respirar por la nariz a causa de un tapón, Guiainfantil.com nos da los mejores trucos. 

Consejos para aliviar la nariz taponada de los niños

Cómo aliviar la nariz tamponada de los niños

- Aspirador nasal. Se trata de un medicamento de farmacia que consiste en aspirar la mucosa o el taponamiento que exista dentro de la nariz del niño, despejando su interior gracias a su efecto antihistamínico. Este producto es recomendable utilizarlo con mucho cuidado, y muy pocas veces para no conseguir el temido efecto rebote con la nariz taponada, porque puede multiplicar el efecto. Tan solo es necesario apretar el aplicador del aspirador nasal sin ser demasiado incisivos para no hacer daño al niño en las fosas nasales

- Vaho de eucalipto. Para conseguir aliviar el tapón de los niños en la nariz de forma fácil y natural, no hay nada como las hojas de eucalipto hervidas. Es necesario poner agua a alta temperatura en una olla, y echar las hojas para que dejen un rico aroma. Cuando el niño se ponga frente a ello, debe aspirar su olor para que así el eucalipto, con sus propiedades de descongestión actúen en la nariz. 

- Compresa tibia bajo la nariz. Teniendo en cuenta que gran parte del tapón puede deberse a un clima demasiado seco, o a una falta de ambiente fresco en el hogar o incluso en el colegio, es necesario que la parte de la nariz vuelva a verse fresca. Por eso, es necesario que esta zona se humedezca, algo que se consigue con compresas bañadas en agua tibia bajo la nariz, para que el frescor suba y se vayan despejando las fosas nasales. 

- Baño de vapor. Al igual que sucede con las espinillas y los granos de los niños, los baños de vapor son muy necesarios para descongestionar zonas de la piel. Esto también es útil para el taponamiento de la nariz, porque muchas veces no se debe a mucosa, sino a una situación por el ambiente o incluso la contaminación, que les impide respirar con normalidad. Para conseguir aliviar el taponamiento, tenemos que tratar de que el niño respire el vapor que genera el agua hervida en un cazo, para que así sus fosas nasales se abran de forma natural.