Papel de los padres y médicos frente a la enuresis infantil

Juan Carlos de la Roja y el papel de los padres y médicos frente a la enuresis

La conducta de los padres, así como la postura de los médicos frente a la enuresis infantil es de fundamental importancia para la seguridad y la confianza del niño con enuresis. Sin este apoyo y confianza le será muy difícil superar este problema. Los padres, por un lado, se debe armar de paciencia y de comprensión. Los médicos, por otro lado, deben transmitir seguridad a los niños. Y ambos, deben trabajar lado a lado hasta que el niño consiga controlar su micción u orina.

El urólogo Juan Carlos Ruiz de la Roja, en entrevista exclusiva a GuiaInfantil.com, nos revela algunos consejos.

Postura de los padres de cara a la enuresis infantil

 Juan Carlos de la Roja. Enuresis infantil

1-¿Qué consecuencias físicas y psicológicas puede derivar de una enuresis infantil?

Las consecuencias son tremendas y sobre todo vienen derivadas de un punto de vista psicológico. Evidentemente son niños que se socializan mucho peor porque habitualmente no acuden a campamentos, no van a casas de amigos a dormir. Además, son niños que duermen mal porque piensan que se van a orinar, se desvelan de forma más leve y eso provoca que el rendimiento escolar sea mucho menor.

2-¿Se debe castigar al niño o a la niña por orinarse en la cama?

Nunca hay que castigar a un niño que se orina por la noche en la cama, porque si estamos diciendo que el 90 por ciento de las veces procede de una causa física, y que el niño no es culpable de orinarse, si encima le castigamos, esto supondrá por desgracia es un doble sufrimiento, ya que el niño no puede controlarse, es una causa física. Si nosotros le castigamos, lo que estamos provocando es que el niño tenga con un trastorno psicológico y al final termine con miedos y muchas veces con problemas que puedan repercutir cuando sea adulto, desde el punto de vista psicológico.

3-¿Los padres debemos premiar a los niños cuando consiguen progresar en el tratamiento de la enuresis?

A los niños que tiene enuresis nunca hay que castigarlos, pero por otro lado sí que hay que recompensarlos. Si nuestro hijo empieza a avanzar y podemos empezar a retirarle el pañal porque no se orina, a estos niños hay que premiarlos y darles un estímulo positivo. Dentro de la enuresis siempre debemos de hablar de estímulos positivos y nunca negativos, ni castigos, ni reprimir al niño. Eso nunca se debe hacer.

4-¿Qué les dirías a los padres que sienten vergüenza al reconocer que sus hijos mojan la cama?

Hay muchos padres que sienten vergüenza al reconocer que sus hijos mojan la cama, pero si miramos hacia atrás muchas veces esa vergüenza pasa porque los propios padres, los propios abuelos, también sufrían lo mismo cuando eran niños. Habitualmente es un tema muy vergonzante y que suele vivirse en familia. Se sabe que el problema desaparece a lo largo del tiempo y que, al ser un tema familiar, a mucha gente le da vergüenza reconocerlo, ya que en un momento determinado, incluso a un adulto se le pueden sacar los colores porque se le pregunte si él mismo también se ha orinado y evidentemente conteste que igual que su hijo, cuando fue niño.

Niño con enuresis frente al retrete

Esta situación hace que vivamos dentro de un tema tabú que no se comenta, lo cual puede provocar que los niños no vayan, por desgracia, al médico, porque como los padres mismos sufrieron el problema y saben que con el paso de los años y con la maduración de la vejiga, la enuresis desaparece, eso hace que muchas veces no consulten, les de vergüenza reconocer el tema. Por desgracia sabemos que menos del 20 por ciento de los niños que tienen más de cinco años y se orinan en la cama son vistos por un especialista.

5- ¿Podría ser más específico respecto al tratamiento de la enuresis y a la parte médica del problema?

Dentro de la enuresis la parte médica representa el 90 por ciento de los casos. Se pueden ver casos, por ejemplo, en los que se ha descubierto que niños que son diabéticos y que no lo sabían tienen un problema de enuresis. En estas situaciones hay que tratar la diabetes, por eso es muy importante hacer pruebas médicas para llegar a un diagnóstico. Si el problema es que el niño tienen una sobreproducción de orina nocturna, habitualmente el tratamiento es con una pastilla que se pone debajo de la lengua y que provoca una reducción de la cantidad de orina nocturna para evitar el escape. En el supuesto de que el niño tenga una vejiga de menor capacidad, también habrá que hacer determinado ejercicios e incluso la posibilidad de algún tratamiento médico en función de la causa por la cual el crecimiento de la vejiga no sea el adecuado en ese niño.

6- ¿Qué tipo de pruebas médicas se hacen a los niños con enuresis?

Las pruebas médicas que hacemos en estas consultas son muy sencillas. Básicamente consisten en un análisis de orina, para saber si dentro de ella puede haber algún problema que esté justificando que este niño se orine en la cama. Luego otra prueba muy sencilla, una ecografía, muy importante, no solo para ver la capacidad que tiene esa vejiga, sino también si ese niño vacía esa vejiga o si hay alguna alteración o malformación del aparato urinario. Por eso es fundamental hacer unas pequeñas pruebas básicas para saber exactamente la causa de por qué nuestro hijo se orina.