Malas posturas que pueden provocar lesiones infantiles

Posturas incorrectas de niños y adolescentes al estudiar

La vuelta al colegio trae consigo el regreso de hábitos como malas posturas de los niños en su escritorio, en su transporte, al cargar su mochila o morral y al realizar los deberes escolares. Especialistas de la Unidad de la Columna del Hospital Nisa Pardo de Aravaca, afirman que un 27 % de adolescentes y un 30 % de niños pequeños presentan dolores de espalda durante la temporada escolar que requieren atención médica. 

En Guiainfantil.com te nombramos algunas malas posturas y las lesiones que generan.

Errores posturales en niños que provocan lesiones

Lesiones en niños por malas posturas

1. Sentarse en la punta de la silla

Al estudiar, viajar en el transporte, escribir en el ordenador portátil o computadora e interactuar con videojuegos, es común que los chicos se dejen caer en la punta de la silla y apoyen los hombros en el espaldar, lo que genera que la espalda se curve hacia atrás produciendo cifosis, esta puede degenerar en la Enfermedad de Scheuermann. 

2. Apoyarse inadecuadamente en el escritorio

Apoyar un brazo o la cabeza en el escritorio o mesa al realizar los deberes escolares es otro vicio postural que puede originar asimetría de hombros y escoliosis secundarias, que a la larga, producen deformidades reales en su vida de adultos.

Buenas posturas para la espalda de los niños

1. Sentarse bien en el escritorio o mesa

Como te lo contamos en nuestro artículo de Guiainfantil “el dolor de espalda en los niños” al sentarse se debe aplicar la ley de los ángulos rectos: la pierna debe formar un ángulo recto con el muslo, el tronco un ángulo recto con el muslo, la espalda bien apoyada en la parte de atrás de la silla y los brazos más o menos pegados al cuerpo. La altura del escritorio o pupitre debe ser acorde a la estatura del niño para evitar que mantenga los hombros recogidos o los brazos colgados. 

2. La mochila o morral ideal. 

Algunos especialistas dicen que es preferible optar por las mochilas de espalda, sujetada a ambos hombros, que los morrales de ruedas porque estos provocan rotación del tronco, nociva para la columna, otros afirman que son mejores las de ruedas con palancas adaptadas a la altura del niño. Coinciden en que la mochila ideal no debe superar el 10 % del peso corporal de los niños y que se deben evitar manos libres o bandoleras. 

3. Practicar algún deporte

Para mejorar el tono muscular, a los escolares se les debe inculcar la práctica habitual de un deporte, siendo preferibles los que emplean todo el cuerpo como el fútbol, baloncesto, vóleibol, atletismo y natación. Esto evitará asimetrías que ocasionan el dolor muscular. Además, puedes animarlo a realizar ejercicios para corregir posturas.

4. Consultar a un especialista

Si tu hijo presenta dolores, asimetrías o no es capaz de modificar una mala postura llévalo a una revisión pediátrica, allí le tomarán los análisis correspondientes como estudios radiológicos y enviarán a tratamiento de ser necesario.

Viviana Marín. Redactora de Guiainfantil.com