Trucos caseros para eliminar manchas de fruta de la ropa de los niños

Cómo quitar las manchas de fruta de las prendas de nuestros hijos

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Dar de comer fruta a nuestros hijos es algo de lo más habitual, y cuando por fin conseguimos que les guste, se convierte en todo un festival de sabor. Sobre todo, con aquellas piezas como la sandía o las cerezas, que durante el buen tiempo son devoradas por los niños amantes de la fruta.

Sin embargo, muchas veces este momento acaba con las prendas de ropa completamente perdidas de manchas, que no se eliminan únicamente en la lavadora. Por eso, es necesario que tengamos en cuenta ciertos trucos caseros y remedios sencillos.

 Cómo quitar las manchas de fruta de la ropa de los niños

 Cómo quitar las manchas de fruta

Lo primero que hemos de hacer cuando descubrimos esas manchas o 'lamparones' de fruta en la ropa de los pequeños de la casa, es saber a qué nos enfrentamos y cómo lo podemos solucionar. Muchas veces, enviar las prendas directamente a la lavadora o simplemente lavarlo a mano con jabón no es suficiente.

Por eso, cuando queremos quitar los restos de fruta de la ropa de nuestros niños, hemos de contar con ciertos productos infalibles: zumo de limón, amoniaco cuando se trate de lana, agua oxigenada si la prenda no es demasiado delicada, glicerina para prendas finas, o sal y leche. Para saber qué hacer en un momento dado, si contamos con alguno de estos ingredientes, todo será mucho más fácil.

Tips para eliminar las manchas de la fruta de las prendas de nuestros hijos

- El truco del jabón con glicerina: Si nuestro hijo se lo ha pasado estupendamente comiendo sandía, por ejemplo, probablemente el body o la camiseta que lleve estará lleno de manchitas rojas. Para quitarlas si la prenda es delicada, podemos usar agua con jabón que tenga glicerina, o aplicarla tras la mezcla previa. Cuando lo dejemos reposar, desaparecerán mucho más fácilmente.

- Agua de limón para blanquear: Es bien sabido que el zumo de limón es un blanqueante natural, y si vemos que nuestros pequeños han hecho una auténtica fiesta de las cerezas, aplicándole el limón y dejándolo al sol, las prendas volverán a su ser.

- Agua oxigenada: Cuando la ropa en cuestión no sea excesivamente delicada, podemos aplicar tanto agua oxigenada o incluso alcohol, que hará que puedan diluirse bien las manchas. Usar sal y leche también es un truco casero de lo más útil.