Los mejores deportes para niños TDAH

Deportes adecuados para niños con déficit de atención e hiperactividad

Sara TarrésPsicóloga Infantil

Los niños con T.D.A.H (Trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad) necesitan liberar tensiones acumuladas tras una larga jornada escolar en la que se les exige estar quietos y atentos. Para que puedan canalizar su exceso de energía y actividad de un modo seguro y adecuado no hay nada mejor que practicar deporte ¿Pero cuáles son los más adecuados para estos niños?

Debido a que las situaciones sociales les suelen bloquear es importante elegir aquellas actividades o deportes que les permitan obtener la máxima diversión y el mínimo estrés social. La natación, el ciclismo o el excursionismo son algunos de los deportes más adecuados para estos niños y niñas, pero en este artículo recomendamos algunos más. 

Deportes adecuados para niños TDAH 

Deportes adecuados para niños TDAH

1. Natación: La natación es el deporte que más se recomienda para un niño o niña con TDAH porque le permite quemar parte de su energía y cultivar un interés que podrá mantener en un futuro, cuando sea adulto. 

Puede que en un principio le cueste coordinar brazos, piernas y respiración pero es un deporte que les aporta grandes beneficios a largo plazo, a pesar que odien las clases largas y aburridas. Los niños y niñas con TDAH necesitan divertirse mientras practican y es precisamente esto lo que debe primar es eso más que conseguir que adquieran un estilo perfecto.

2. Fútbol: El fútbol es uno de los deportes más indicados para los niños con TDAH pero debido a sus problemas de atención pueden perder el interés rápidamente y despistarse en el momento menos adecuado. Otros niños, en lugar de despistarse, no tienen suficiente coordinación y concentración y no son bien aceptados por el grupo. Sin embargo no se trata de conseguir que sean grandes estrellas del fútbol sino de que se diviertan y se lo pasen bien mientras juegan.

3. Ir en bicicleta: Después de un largo día encerrado en el colegio no hay nada mejor para un niño con TDAH que salir a dar un paseo en bici con sus amigos. Esta actividad le produce una inmensa sensación de libertad y de espacio que les permite escapar de las frustraciones de la vida cotidiana. 

4. Judo y Taekwondo: Estas dos artes marciales son otros dos deportes que les sientan muy bien a los niños con TDAH por la disciplina que requieren para mantener la atención y la organización necesaria para practicarlos. Aunque los padres suelen ser reticentes a apuntar a sus hijos impulsivos a este tipo de actividades la verdad es que funcionan muy bien para ellos.

5. Atletismo, gimnasia y baile: Este tipo de deportes permiten mejorar la coordinación y habilidades sociales de los niños y niñas con TDAH. Además fortalecer sus músculos son una excelente vía de escape para su desbordante energía.

Recordemos que el objetivo es que se lo pasen bien y no convertirlos en excelentes atletas. No obstante recordemos que padecer TDAH no debe ser una limitación para poder llegar a ser un deportista olímpico. Los siguientes atletas y deportistas han reconocido sufrir este trastorno: Michel Phelps (nadador), Simone Biles (gimnasta artística), Usain Bolt (atleta), Michael Jordan (jugador de la NBA) o Karina Smirnoff (bailarina).