A qué edad pronuncian los niños cada letra

Desarrollo del lenguaje en los niños según su edad

David González MonteroLogopeda

Muchos padres se preocupan cuando ven que su hijo no pronuncia bien la 'rr'. Sin embargo, siempre hay que tener en cuenta la edad del niño, ya que no todos los sonidos comienzan a pronunciarse al mismo tiempo. 

Los sonidos, como todo, también exigen de un aprendizaje y una evolución del niño. Te explicamos a qué edad debería pronunciar tu hijo de forma correcta cada una de las letras o sonidos del abecedario. 

A partir de qué edad deben pronunciar los niños cada sonido

Bebés hablan

Si nuestro hijo de tres años no pronuncia bien 'perro' o 'carro', no debemos darle la mayor importancia. Es normal, ya que aún no ha madrado lo suficiente como para pronunciar bien esas palabras. Sí debemos dar importancia, sin embargo, a aquellos sonidos que los niños no pronuncian y deberían articular dentro una determinada edad cronológica. Por ejemplo, si un niño con cinco años dice 'vata' en lugar de 'vaca', ya que el sonido 'k' es articulado por la mayoría de los niños de esa edad.

Los siguientes datos orientativos nos pueden ayudar a conocer que sonidos suelen tener adquiridos la mayoría de los niños a una determinada edad:

Entre los 1 y los 3 años la mayoría de los niños pronuncian los sonidos vocálicos a, e , i , o ,u y las consonantes p, b, m, n

Entre los 3 y los 4 años normalmente ya han adquirido la t, k, d, g, ñ, l y son capaces de producir los diptongos ie, ue, ua (pie, agua...)

Entre los 4 y los 5 años los niños ya pronuncian la f, s, ch, ll, j, z 

Entre los 5 y los 6 años la mayoría de los niños pronuncian la “r” y los sinfones fl, pl, bl, cl, gl, br, fr, pr, cr, gr, tr, dr (flauta, playa, brazo, dragón...)

Antes de alarmarnos y de comenzar cualquier tratamiento, hay que detectar mediante una evaluación por parte de un profesional (logopeda, maestro de audición y lenguaje) si realmente existe un problema y cuáles son los fonemas mal articulados. 

Los problemas articulatorios son muy frecuentes y tienen solución en su mayoría, pero si no se corrigen a tiempo pueden originar problemas de comunicación del niño con su entorno, influir negativamente en los aprendizajes escolares e incluso afectar a la autoestima y personalidad de quienes los padecen. Son muchas las personas que acuden al logopeda en la edad adulta para superar este tipo de problemas.