Dislalia infantil en niños a partir de los 4 años

Problemas de pronunciación de los fonemas

Las dislalias infantiles son alteraciones en la articulación de algún o algunos fonemas bien por ausencia o alteración de algunos sonidos concretos del habla o por la sustitución de estos por otros, de forma improcedente. Estas alteraciones llaman la atención cuando perduran más allá de los cuatro años, ya que hasta entonces aparecen muy frecuentemente y forman parte de la adquisión del lenguaje de los niños cuando aprenden a hablar.

La psicopedagoga Ana Carballal, especialsta en Atención Temprana, establece en esta entrevista cuáles los aspectos normativos relacionados con el aprendizaje del lenguaje del lenguaje y qué nos puede hacer sospechar de una dislalia infantil en niños a partir de los 4 años.

La dislalia infantil se diagnostica a partir de los 4 años

Dislalia infantil

¿Qué es la dislalia infantil?
La dislalia se produce cuando los niños están aprendiendo a hablar, es decir lo que pasa es que los niños tienen una incapacidad para aprender esos fonemas y poder reproducirlos.

¿Cómo se puede detectar la dislalia en los niños?
Son niños que tienen dificultades para aprende esos fonemas y entonces lo que provoca son errores de omitir el fonema o sustituirlo por otro porque no pueden pronunciarlo. Normalmente  suelen ser errores evolutivos normales, que todos los niños provocan cuando están aprendiendo a hablar pero en el caso de la dislalia esos errores se mantienen durante más tiempo del que es esperable para su edad de desarrollo y de crecimiento. Entonces hablamos de dislalia que puede aparecer entre los 3 y los 5 años, pero normalmente no se suele diagnosticar hasta los cuatro años por esta razón.

¿Qué características presentan los niños con dislalia?
Las dislalias son las más frecuentes y conocidas de todas las alteraciones del lenguaje. Los niños y niñas que presentan dislalias en su habla presentan una presencia de errores en la articulación de sonidos del habla (como por ejemplo sustitución, distorsión, omisión o adición) al principio, en medio o al final de las palabras, tanto en su lenguaje coloquial como en la repetición de esos sonidos cuando se le da un modelo de palabra que los contenga, suelen tener más de cuatro años y generalmente, no existe evidencia, ni diagnóstico de hipoacusia, trastornos neurológicos, deficiencia mental, ni cambio idiomático. 

¿Cuáles son las dislalias más comunes en los niños?
La dislalia funcional suele ser la que más vemos en niños que están aprendiendo a hablar y se refiere a que no hay una discapacidad física para aprender ese fonema, simplemente que los niños no conocen el punto y modo de articulación del fonema, pero no hay nada que le impida físicamente pronunciarlo.

¿Qué errores de pronunciación son los más recurrentes en los niños?
Las dislalias más frecuentes suelen ser el sigmatismo que es pronunciar mal el fonema 's', son los niños que vemos que cecean más allá de lo esperable. El rotacismo, que seria el fallo en el fonema 'r', el lambdacismo, que es el defecto en el fonema 'l', el deltacismo que son problemas con fonemas muy similares que son la 'b' y la 'p' o con la 'd' y la 't'.

¿A partir de qué edad es recomendable llevar al niño al logopeda?
Si vemos que los errores de pronunciación no desaparecen a los 4 años de edad, sí que debemos consultar a un logopeda y antes de los 4 años, si vemos que son errores que provocan que se entienda muy mal al niño o que hagan que esto interfiera en su capacidad para comunicarse o esté interfiriendo en otras áreas, también deberíamos consultar.

Marisol Nuevo.

  •