Niños con las piernas arqueadas

Cómo corregir las piernas arqueadas en los niños

Iván Carabaño AguadoPediatra

Decimos que estamos ante unas “piernas arquedas hacia fuera” o genu varo cuando los tobillos del niño se tocan y las rodillas se separan. Para hacernos una idea de la importancia del genu varo, el médico medirá la distancia existente entre las dos rodillas. Se considera normal si la distancia entre ambas es menor de 6 cm, y si existe simetría en el tamaño de los dos miembros inferiores.

¿Cuándo no son un problema las piernas arqueadas en niños?

Piernas arqueadas

A lo largo del desarrollo del niño, hay determinadas fases en las que las piernas tienen de forma normal un aspecto un tanto “arqueado”, asemejando un aro. Es lo que se conoce como “genu varo fisiológico”. Este hecho es especialmente manifiesto en los recién nacidos, y un poco menos con el inicio de la marcha, alrededor del año-año y medio de vida. Esta condición no suele generar ningún tipo de molestia. Más allá de esta edad, siempre hay que tener en cuenta que existen variantes de la normalidad (hay familias con un discreto e intrascendente arqueamiento de piernas).

¿Cuándo son un problema las piernas arqueadas?

Las piernas arqueadas pueden llegar a suponer un problema en un pequeño porcentaje de casos:

- La enfermedad de Blount: es una enfermedad de causa desconocida, que afecta a niños pequeños y adolescentes, y en la cual la parte interna de la tibia no se desarrolla correctamente. Este hecho deriva en una angulación anormal y progresiva de la tibia. La afectación puede ser uni o bilateral. El sobrepeso, la obesidad, la talla baja y la precocidad en la deambulación son factores de riesgo para la aparición de esta enfermedad. Su diagnóstico exige la sospecha clínica y un examen radiológico. Para su tratamiento, se emplean dispositivos correctores en primera instancia. En determinados casos, se precisa cirugía.

- En el raquitismo: hay una cierta tendencia al genu varo, que a su vez puede derivar en la aparición de dolor de rodillas. Su tratamiento consiste en administrar vitamina D.

- En algunas enfermedades primarias del hueso llamadas “displasias óseas”, podemos encontrarnos un genu varo importante. Suelen precisar tratamiento quirúrgico.