Niños con talla baja, ¿qué hacer?

Doctor, ¿es mi hijo un niño bajito?

Iván Carabaño AguadoPediatra

Hay niños de ojos claros y niños de ojos oscuros; de pelo rizado y de pelo liso; niños tranquilos y niños nerviosos. El espectro de la condición humana es tan amplio, que podríamos emplear páginas y páginas nombrando cualidades infantiles. Si bien, si hay un hecho que preocupa a los padres es la talla de sus hijos, en especial si ésta es menor de la que esperaban.

Preguntas y respuestas sobre la talla de los niños

Niños bajitos, ¿qué hacer?

¿De qué depende del crecimiento del niño? El crecimiento es el fruto de la interacción de factores propios del niño (genética, hormonas, metabolismo) y de factores externos al niño (nutrición, actividad física, etc.). Los primeros determinan entre el 50% y el 80% de la talla adulta.

¿Cuándo se dice que un niño es de talla baja? En primer lugar, definamos la situación. Los pediatras decimos que un niño tiene “talla baja” si su talla está por debajo del percentil 3. Esto significa que el 97% de la población mide más que él.

 ¿Qué causa la talla baja en niños? Las causas son varias:  

1.-No patológicas. Las causas más frecuentes son totalmente benignas y no precisan tratamiento alguno: la talla baja familiar (TBF) y el retraso constitucional del crecimiento (RCC). Los niños con TBF destacan por sus antecedentes familiares: son niños sanos, armónicamente bajitos, e hijos de padres bajitos, y que siempre serán bajitos. Los niños con RCC son niños que, alrededor de los 2-3 años sufren una desaceleración del crecimiento, que se compensa más adelante, pues tienen la pubertad más tarde de lo habitual (hacia los 15-16 años). Este hecho les hace alcanzar una talla final similar a la de la población general (son bajitos en la infancia, pero normales de talla en la edad adulta).

2.-Patológicas. Se dividen en dos grandes grupos, en función de que el cuerpo esté bien proporcionado (talla baja armónica) o no (disarmónica).

-Talla baja armónica. Puede originarse antes del nacimiento (infecciones durante el embarazo, enfermedades de la placenta, alteraciones cromosómicas, etc.) o después (malnutrición, enfermedades crónicas, trastornos hormonales).

-Talla baja disarmónica (se debe a enfermedades del hueso, como el raquitismo o las displasias).

¿Cómo se detecta la talla baja en niños? En las revisiones de salud, tanto los pediatras como las enfermeras evalúan de forma dinámica el peso, la talla y el perímetro craneal del niño. Más importante que saber de forma puntual en qué percentil se encuentra el niño, es importante fijarse en el ritmo de crecimiento del niño. Una caída de percentiles importante, o una ganancia insatisfactoria de centímetros, pueden indicar que algo está fallando. Si su pediatra de cabecera sospecha que su hijo padece un cuadro de talla baja patológica, le derivará al especialista en endocrinología infantil. 

¿Cuándo se hace necesario tratar con hormona de crecimiento? Las indicaciones actuales para iniciar tratamiento con hormona de crecimiento a niños con talla baja en España son las siguientes:

-Déficit de hormona de crecimiento.

-Síndrome de Turner.

-Insuficiencia renal crónica.

-Síndrome de Prader-Willi.

-Recién nacido pequeño para edad gestacional.

-Mutaciones del gen SHOX.