Cómo tratar los orzuelos en los niños

Consejos para curar los orzuelos infantiles

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

Si tu hijo tiene un granito que le duele en el párpado, muy cerca de las pestañas, seguramente sea un orzuelo. No es más que una inflamación leve en la piel. Pero, una vez localizado, ¿qué podemos hacer? Lo normal es que nuestro hijo se queje bastante y tienda a tocarse la zona que le duele y le pica. Pero esto es precisamente lo primero que tenemos que intentar evitar. Si dejamos que se frote el párpado, no hara más que empeorar la situación. 

Consejos para tratar los orzuelos de los niños

Madre echa colirio niño

La buena noticia es que la mayoría de orzuelos desaparecen de forma espontánea. Sin embargo, también podemos ayudar para que la inflamación de la piel disminuya y el orzuelo desaparezca más deprisa. El tratamiento es muy sencillo: consiste en aplicar compresas de calor humedecidas en el párpado del niño. Bastarán 10 o 15 minutos. Se aplican entre 3 y 4 veces al día. Puedes empaparlas con una infusión de manzanilla. Es calmante y ayudará a bajar la hinchazón.

El pediatra también te puede recetar una pomada o un colirio antibiótico para la zona afectada. Se la tendrás que dar hasta que desaparezca el orzuelo

Con estos tratamientos, el orzuelo desaparecerá en unos pocos días (entre 3 y 7 días). Si no remite, lo mejor es que vuelvas al pediatra, porque en algunos casos el orzuelo se enquista. Y sólo en estos casos, el médico tendrá que abrirlo para drenar la infección.

Qué no hacer para tratar los orzuelos infantiles y cómo prevenirlos

- Nunca intentes eliminar los orzuelos apretándolos. Además de ser muy doloroso, podrías ocasionar una infección mayor. 

- Procura que tu hijo no se frote la zona inflamada. Podría dar lugar a una 'reinfección' del orzuelo.

Para prevenirlos, lo mejor es mantener una escrupulosa higiene en la zona de los párpados. Lavarse muy bien las manos, y en el caso de los niños propensos a los orzuelos, limpiar el exceso de aceite de los bordes de los párpados con frecuencia.

Los niños que utilizan lentillas, tendrán que tener mucho cuidado al poner y quitarse las lentes. Es muy recomendable que se laven muy bien las manos cada vez que vayan a  hacerlo. Si a pesar de todo les sale un orzuelo, tendrán que dejar de usas las lentillas hasta que éste desaparezca.