Guía para identificar las erupciones en la piel del bebé

Cómo diferenciar las enfermedades de la piel del bebé

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

La piel del bebé es muy delicada, tanto que es frecuente que muestre alguna reacción alérgica, dermatitis, eczemas o granitos durante los primeros meses. Dependiendo del tipo de erupción que muestre su piel se tratará de una enfermedad u otra, aprender a reconocerlas será de utilidad.

Estas enfermedades exantmáticas suelen caracterizarse por la presencia de ronchas o lesiones en la piel, en ocasiones que causan escozor y picor.

Cómo identificar y diferenciar las ronchas y eczemas en la piel del bebé

Dermatitis y erupciones en la piel del bebé

Sarampión

Sarampión: es una enfermedad producida por un virus y se transmite por el contacto con secreciones. Comienza por una erupción en la boca y después continúa por la cara, tronco y extremidades.

Se trata de una erupción de manchas rojas, planas y redondas (las llamadas manchas de Köplik), en la cara y por detrás de las orejas, que se extiende posteriormente a todo el cuerpo.

 

Varicela

Varicela: al principio salen unas manchas rojas en el cuerpo y el cuero cabelludo, después se extiende a la cara y extremidades. Se transforman en unos granitos con relieve y llenos de un líquido transparente.

Cuando los granos se secan queda una costra que no conviene arrancar. En general, suele causar picores, fiebre alta, cefalea, náuseas, vómitos y pérdida de apetito.

 

Urticaria

Urticaria: se pueden apreciar zonas rojas e inflamadas que pican mucho y pueden salir en cualquier parte del cuerpo. Suelen ser muy molestas y suele producirla alguna intoxicación alimentaria, alergia a alimentos o a medicamentos.

Suele darse mucho en niños y en general es inofensiva aunque molesta.

 

Dermatitis atópica

Dermatitis atópica: Se presenta con áreas blanquecinas y ligeramente descamadas de forma redondeada u oval en la cara, parte superior de tronco y la superficie externa de extremidades. 

También se manifiesta con costras, sequedad cutánea, pápulas, descamación en la planta de los pies o entre los dedos y un doble o triple pliegue en la zona de los párpados

 

Sudamina

Sudamina: En ocasiones, los granitos pueden aparecer de forma dispersa o bien presentarse juntos formando ronchas de color rojizo. También puede producir picor.

Las glándulas obstruidas no pueden eliminar el sudor y, por este motivo, los granitos pueden evolucionar hacia unas diminutas ampollas. 

 

Costra láctea

Costra láctea: se caracteriza por la presencia de escamas amarillentas, blanquecinas o grises, fuertemente adheridas al cuero cabelludo.

Suele aparecer en las primeras semanas de vida y remitir antes de los 3 años. Su aspecto es grasiento y, a pesar de su nombre, no tiene nada que ver con la leche ni con la alimentación del bebé. 

 

engordaderas

Engordaderas: Son pápulas de color blanco perlado o amarillento, de 1-2 mm de diámetro, muy frecuentes en los recién nacidos, Suelen aparecer en las mejillas, nariz, frente y barbilla, y son pequeños quistecitos que contienen queratina.